Pizza

¡Anímate a preparar una pizza casera para chuparse los dedos! Hacer este tradicional plato italiano en casa es más fácil de lo que piensas si sigues, paso a paso, las recetas que tenemos para ti en Unareceta.com

Lo mejor es que puedes prepararla a tu gusto y con tus ingredientes favoritos, eligiendo entre una masa delgada y crujiente o una gruesa y esponjosa… ¿o por qué no ambas? Descubre nuestras ricas recetas de pizza y conviértete en todo un chef en un abrir y cerrar de ojos.

Cómo hacer pizza casera

Ingredientes para la masa:

Tutorial paso a paso de cómo hacer masa de pizza

Ingredientes para la pizza:

Preparación de pizza casera

Vamos a preparar una pizza casera desde cero, elaborando la masa y usando los ingredientes básicos para una clásica pizza Margarita, sin embargo puedes añadir tus favoritos para personalizarla a tu gusto.

  1. Comienza colocando la harina en un bol junto con la levadura. Mezcla todo y entonces agrega un poco de aceite y el agua. Por último, añade la sal.
  2. Espolvorea harina en tus manos y comienza a amasar  la mezcla hasta que todos los ingredientes estén bien entregados y puedas formar una bola de masa. Requerirás de fuerza para conseguir que la masa quede perfecta ¡pero vale la pena!
  3. Haz una bola, colócala en el bol cubierta con un trapo de cocina y deja reposar una media hora, para que la levadura haga su trabajo.
  4. Una vez transcurrida la media hora, enciende el horno a 220 ºC para que se vaya precalentando mientras terminas de preparar tu Margarita.
  5. Coloca la bola de masa de pizza en una superficie plana (una mesa o encimera, por ejemplo), espolvorea harina y comienza a amasar con el rodillo, hasta darle la forma característica de una pizza, con el grosor de tu preferencia.
  6. Es el momento de poner los ingredientes de la pizza: untamos el tomate frito por toda la base, dejando la masa bien cubierta. Repartimos los taquitos de jamón y a continuación repartimos el queso por encima.
  7. Metemos en el horno a 220º C por unos 20 minutos, vigilando que no se queme. Transcurrido este tiempo, o cuando esté dorada y con el queso tostado, la puedes sacar para disfrutarla. ¡Después de probar esta pizza casera no querrás otra!

Otras alternativas que te encantarán