Otras recetas de Lubina al horno

Receta de lubina al horno al cava

Receta de lubina al horno al cava

¿Quieres sentirte como un auténtico chef ante tus amigos? Pues entonces remángate la camisa y ponte manos a la obra para preparar una deliciosa lubina al horno al cava.

Leer receta

Menús con Lubina al horno

  1. Menú de Pan, Salmorejo, Lubina y Brownie

    • Entrante: Pan casero
    • Primer plato: Salmorejo
    • Segundo plato: Lubina al horno con curry
    • Postre: Brownie

    Lo bueno de hacer pan casero, es que podrás hacer el tipo de pan que más te apetezca para remojarlo en el salmorejo. De plato fuerte, una lubina al horno, cosa que se hace en muy poco tiempo, acompañada con una salsa curry y para el postre un sabroso brownie.


  2. Menú de Ensaladilla, Kimchi, Lubina y Galletas

    • Entrante: Ensaladilla rusa
    • Primer plato: Kimchi
    • Segundo plato: Lubina al horno con patatas
    • Postre: Galletas decoradas

    Tras una ensaladilla rusa y un poco de kimchi, sirve el plato fuerte de la velada con una deliciosa lubina al horno con patatas acompañada con una copa de caipirinha y seguro que triunfarás ante tus invitados. Para el postre, unas galletas decoradas como mejor te gusten para sorprender a todos los que han ido a tu casa a comer.


  3. Menú de Patatas, Fabada, Lubina y Cebolla

    • Entrante: Patatas bravas
    • Primer plato: Fabada asturiana
    • Segundo plato: Lubina al horno con verduras
    • Postre: Cebolla caramelizada

    Una buena ración de patatas bravas, luego un cuenco con un poco de fabadas asturiana y es el momento de pasar a la lubina al horno con verduras, aunque si eso te parece muy pesado puedes hacer algunos platos de sushi, terminando comiendo de postre una receta de cebolla caramelizada.


  4. Menú de Calamares, Lubina, Tacos y Té

    • Entrante: Calamares en su tinta
    • Primer plato: Lubina al horno a la sal
    • Segundo plato: Tacos
    • Bebida: Te rojo

    Unos sencillos calamares en su tinta con una lubina al horno a la sal y, después para quien aún tenga hambre, les puedes ofrecer unos tacos o una porción de lasaña que hayas rellenado con salsa carbonara. Después de todo esto, nada mejor que un té rojo para absorber nutrientes de los alimentos.