Receta de pizza de champiñones

Receta de pizza de champiñones

Esta pizza de champiñones casera que te proponemos en Unareceta.com está, sencillamente, para chuparse los dedos. Deliciosa, fácil de hacer y con un sabor ligero, es la opción perfecta para sorprender a amigos y familiares al mejor estilo italiano, ¡y sin salir de casa!

Aunque puedes comprar la masa ya preparada, nosotros te recomendamos que la hagas tú mismo siguiendo nuestra receta de masa para pizza casera o masa para pizza sin gluten. El resultado será definitivamente más delicioso y habrá valido la pena el esfuerzo.

Reúne todos los ingredientes porque llega el momento de centrarnos en esta sabrosa pizza de champiñones. ¿Comenzamos a cocinar?

Ingredientes

Preparación de la pizza de champiñones

  1. La clave de una buena pizza es contar con buenos ingredientes, por eso te recomendamos que hagas una salsa de tomate casera con tomate natural triturado. Calienta aceite de oliva en una sartén, añade el tomate, salpimienta, agrega una pizca de orégano, 2 hojas de albahaca fresca y cocina a fuego muy bajo hasta que espese. ¡Notarás la diferencia!
  2. Una vez que tengas tanto la salsa como la masa, el resto será pan comido. Enciende el horno a 200ºC para que vaya tomando temperatura mientras lo preparas todo.
  3. Lava muy bien los champiñones, sécalos y lamínalos, también puedes comprarlos laminados para ahorrar tiempo. Pela la cebolla y córtala en rodajas finas, corta también el jamón en tiras o cuadros.
  4. Si has comprado el queso mozarella fresco, córtalo en rodajas. Coloca la base de la pizza en una bandeja de horno cubierta con papel vegetal y pínchala con un tenedor para que no se levante con el calor de la cocción.
  5. Después añade salsa de tomate a la base y por encima agrega un poco de orégano y pimienta al gusto. Seguidamente incorpora el jamón, los champiñones, el queso y las aceitunas negras en caso de que quieras añadirlas.
  6. Introduce esta riza pizza de champiñones al horno y cocina durante 20 minutos o hasta que esté perfectamente dorada y lista para devorar. ¡Verás como todos se mueren por hincarle el diente!

¿Te ha gustado esta receta?