Receta de salmorejo de remolacha

Receta de salmorejo de remolacha

La remolacha es una hortaliza muy saludable pues ayuda a depurar el cuerpo o a combatir la inflamación, entre otros muchos beneficios, así que es muy saludable integrar en nuestra dieta recetas como esta de salmorejo de remolacha. 

¿No se te ocurren más platos a base de este ingrediente? Preparar un salmón marinado con remolacha o una ensalada de patata con remolacha es facilísimo y, al igual que ocurre con el hummus de remolacha, son platos deliciosos para utilizar como entrantes.

Dicho esto, ¿te atreves con este salmorejo de remolacha que te traemos hoy en Unareceta.com? ¡Pues vamos allá! ¡Empezamos!

Ingredientes

  • 1 kg. de tomates
  • 100 gr. de pan duro
  • 2 dientes de ajo
  • 100 ml. de aceite de oliva
  • 3 cucharadas soperas de vinagre de Jerez
  • 1 cucharada de sal
  • 2 remolachas pequeñas
  • huevos
  • 100 gr. de queso fresco

Preparación de salmorejo de remolacha

  1. Como vas a necesitar dos huevos duros, ponlos en una olla con bastante agua a media potencia de fuego y espera quince minutos a que estén listos.
  2. Mientras tanto, trocea el pan y ponlo en el vaso de la batidora junto con el aceite de oliva y el vinagre de Jerez. Déjalo unos minutos con el líquido para que se ablande.
  3. Ahora ve pelando los tomates y cortándolos en trocitos pequeños que también tienes que echar al vaso de la batidora. Comienza a batir para ir mezclando estos primeros ingredientes.
  4. Si los huevos ya están listos, apaga el fuego y pásalos a un bol con agua. En cuanto se enfríen tienes que pelarlos y cortarlos a tacos, haz lo mismo con el queso fresco y resérvalo todo.
  5. Por otra parte, pela los dientes de ajo y córtalos en trocitos bien pequeños. Agrégalos a la mezcla que tienes en la batidora y pon un poco de sal. Limpia bien también las remolachas, trocéalas y échalas también al vaso. Bátelo todo.
  6. En cuanto la mezcla se integre, el salmorejo de remolacha estará listo. Pasa todo el contenido del vaso de la batidora a un bol y ponlo en la nevera.
  7. En cuanto vayas a servirlo todo lo que tienes que hacer es poner el salmorejo y echarle por encima el queso fresco y los huevos que has cortado previamente a tacos. ¡Verás qué rico está tu plato de hoy!

¿Te ha gustado esta receta?