Receta de tortellini a la napolitana

Receta de tortellini a la napolitana

Estos tortellini a la napolitana caseros son una auténtica delicia que puedes preparar en menos de una hora y que te hará quedar como un experto de la cocina. Con este paso a paso que te traemos hoy en Unareceta.com podrás aprender a preparar tus propios tortellini caseros y te advertimos que una vez que aprendes a hacer pasta en casa, ¡no querrás parar!

En esta receta te proponemos rellenar los tortellini con una mezcla de ricotta y espinaca, pero si lo deseas puedes rellenarlos con carne molida o incluso con setas. Si buscas un acompañante para tus tortellini a la napolitana te sugerimos una refrescante ensalada de aguacate y palmito o un carpaccio de salmón. ¡Son irresistibles! Dicho esto, ¿te animas a cocinar con nosotros? ¡Pues empezamos!

Ingredientes

Para los tortellini:
  • 300 gr de harina para hornear
  • 3 huevos
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal
  • 200 gr. de queso ricotta
  • 300 gr. de espinacas
Para la salsa:
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 200 gr. de tomate rallado
  • 1 cucharada de albahaca molida
  • 1 cucharada de orégano molido
  • 50 gr. de albahaca
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Queso parmesano

Preparación de los tortellini a la napolitana

  1. Lo primero que debes hacer para preparar esta receta es hacer los tortellini caseros. Para ello, agrega en un bol la harina, 2 cucharadas de aceite de oliva y un poco de sal. Luego incorpora los 3 huevos previamente batidos y remueve con la ayuda de una paleta para integrar los ingredientes.
  2. Coloca sobre la encimera de la cocina la mezcla del bol y amasa con tus manos hasta obtener una masa elástica. Si consideras que la masa está blanda, agrega un poco más de harina y, si crees que la masa está muy dura, incorpora un poco de agua fría. En ambos casos sigue amasando hasta obtener la consistencia ideal.
  3. Cuando la masa esté lista, guárdala en un bol y tápala durante 20 minutos. Pasado el tiempo, saca la masa y estírala en la encimera tratando de que quede lo más delgada posible, pero evitando romperla. Cuando la tengas, tápala con un trapo de cocina y déjala reposar durante 15 minutos más. Vamos a por el relleno.
  4. Lava y corta las espinacas en tiritas muy delgadas y cuando la tengas lista solo tienes que mezclarlas con el queso ricotta y remover hasta obtener una especie de pasta. Agrega un poco de sal y pimienta al gusto y reserva.
  5. Cuando la masa haya reposado, procederemos a armar los tortellini. Comienza cortando la masa en cuadros de 8 centímetros cada uno y agregando en el interior de los mismos un poco del relleno de ricotta y espinaca.
  6. Dobla los bordes del cuadrado para formar un triángulo y sella con tus dedos humedecidos con un poco de agua. Después dobla las puntas del triángulo para formar los tortellini y, cuando hayas terminado, coloca la pasta en una bandeja enharinada para esperar que se seque por completo.
  7. Armados los tortellini y hecho el relleno no queda más que hacer la salsa. Para ello, pela, lava y corta la cebolla en cuadritos muy pequeños y haz lo mismo con los dientes de ajo. Echa el tomate en la licuadora y procesa hasta que no queden grumos.
  8. Pon en una sartén un poco de aceite y, cuando se caliente, incorpora la cebolla y el ajo. Deja que se doren y agrega el tomate y un poco de pimienta. Añade el orégano y la albahaca molidos y tapa la sartén. Tiene que estar al fuego a potencia media unos 25 minutos.
  9. Cuando queden cinco minutos, añade las hojas de albahaca, rectifica la sal y tapa nuevamente la sartén. Luego, ¡tendrás tu salsa lista!
  10. Ahora que tenemos todo listo es hora de cocer la pasta. Agrega los tortellini a una olla con agua hirviendo y déjalos cocer durante 20 minutos. Ponlos a escurrir y luego añádelos a la sartén donde tienes la salsa.
  11. Para terminar, sirve los tortellini en los platos y añádeles por encima queso parmesano. ¡Tu pasta está lista!

Recomendación

Si la salsa de tomate te queda un poco ácida, puedes echarle una cucharada o dos de azúcar. Remuévela y pruébala. ¡Su sabor es excelente!

¿Te ha gustado esta receta?