Receta de paella de marisco con bacalao

Receta de paella de marisco con bacalao

El bacalao es un pescado que se puede utilizar en una gran cantidad de platos, como por ejemplo, en esta paella de marisco con bacalao. ¡Gracias a este pescado tu arroz tendrá mucho más sabor!

Además, si quieres puedes hacer un menú únicamente a base de bacalao. Por ejemplo, como acompañante, puedes preparar un plato de carpaccio de bacalao o a una empanada gallega de bacalao. ¡Combina dos platos tan típicos de nuestra gastronomía y verás que rico!

Así pues, ¿quieres saber cómo se hace la paella de marisco con bacalao? ¡Pues nota porque en Unareceta.com te vamos a dar los mejores trucos!

Ingredientes

Para el caldo: Para hacer el arroz:

Preparación de paella de marisco de bacalao

  1. Lo primero es preparar el caldo, algo que te va a resultar extremadamente sencillo, pues lo único que tienes que hacer es lavar bien y pelar las gambas y los gambones, pero no tires las cáscaras que te puedes servir, y las pones a remojo en el agua.
  2. Echa una pastilla de caldo de pescado cuando hierva y le agregas los mejillones. Si tienes en casa un hueso de rape o algo de morralla, digase restos de pescado, los echas al caldo para que le den mucho más sabor.
  3. Pasado un cuarto de hora, asegurándote de que todos los mejillones se han abierto, lo cuelas y reservas para más adelante todo el marisco.
  4. El bacalao tiene que estar desalado, por lo que si no lo has comprado ya así, la noche antes lo dejas toda la noche en remojo, y durante el día le cambias el agua cada dos horas.
  5. Cuando esté bien seco, y desalado, lo cortas en trocitos pequeños. La coliflor vas a lavarla bien bajo el agua del grifo. Las espinacas también tienes que lavarlas muy bien y luego picarlas, cosa que será más fácil si las cueces un poco.
  6. Pon una paellera al fuego y la comienzas a calentar con el aceite, sofriendo un poco las cáscaras de las gambas y los gambones, para que el aceite coja un poco de sabor. Pasados unos minutos las quitas.
  7. Retira las cáscaras pasados unos minutos y echa los trocitos de bacalao, que es mucho mejor si son pequeños para repartir las raciones, además de que se harán más rápido. Remueve bien.
  8. Ahora tienes que sofreír la coliflor y las espinacas, con un pequeño truco para que se hagan antes: el bacalao lo pones a los lados y que se hagan en el centro hasta que estén bien hechas. Otra opción es que retires el bacalao de la paellera, pero se te podría secar. Otra forma sería tapar la paellera con una tapa para que con el calor concentrado se haga mucho antes.
  9. El tomate lo vas a pelar bien, asegurándote de quitarle todas las pepitas, y lo cortas en gajos que pones en la paellera, removiendo bien para que se haga un sofrito.
  10. Cuando el tomate se haya derretido un poco le agregas el pimentón, vuelve a remover.

¿Te ha gustado esta receta?