Receta de risotto de setas sin nata

Receta de risotto de setas sin nata

El risotto de setas sin nata es una receta ideal para disfrutar de este delicioso plato italiano con un toque un poco más ligero, ideal para quienes quieren comer bien cuidando su salud o para aquellas personas que simplemente no pueden consumir este lácteo.

¿Quieres aprender a hacer un risotto de setas sin nata de lujo? Sigue leyendo, porque en Unareceta.com te explicamos, paso a paso, cómo conseguirlo. ¡A cocinar!

Ingredientes

Preparación de risotto de setas sin nata

  1. Comienza por calentar la cucharada de aceite en una olla a fuego bajo. Mientras limpia y corta el puerro en trocitos muy pequeños, corta también el pimiento en tiras delgadas que no sean muy largas.
  2. Sofríe en primer lugar el puerro, pasados un par de minutos agrega el pimiento verde para que se haga todo junto durante 5 minutos.
  3. Mientras, limpia las setas para retirarles los restos de tierra, luego corta en trozos pequeños y añade a la preparación anterior, removiendo para que las setas comiencen a dorarse.
  4. ¿Ya tienes las setas doradas? Pues recubre tu sofrito con el vaso de agua, sube a potencia media el fuego y deja que el líquido se consuma mientras hierve.
  5. Pasados unos 5 minutos desde que ha comenzado a hervir, tienes que salpimentar con la ½ cucharada de sal y pimienta respectivamente. Si buscas un sabor intenso añade un poco más de pimienta a la base de tu risotto de setas sin nata.
  6. Cuando el agua se haya consumido, agrega el risotto y remueve bien para conseguir no solo que quede bien mezclado, sino también que el almidón del arroz comience a soltarse y obtener así un resultado más cremoso. Luego vierte el vino blanco y vuelve a remover.
  7. Mantén la potencia del fuego a intensidad media y tapa la olla y deja que el risotto se haga durante 15 minutos, en los que deberás remover la preparación con frecuencia para evitar que se queme y garantizar la cremosidad.
  8. Si notas que el vino blanco se consume demasiado rápido y tu risotto se setas sin nata no se termina de hacer, puedes agregar un poco más de agua para garantizar que quede en su punto.
  9. Una vez que el vino blanco se haya consumido por completo, añade el queso parmesano y remueve bien para que el queso se derrita y le aporte una textura más cremosa a tu arroz, consiguiendo así un risotto ligero y muy sabroso.
  10. Retira del fuego y sirve. Conviene colocar en la mesa un recipiente de queso parmesano para que cada comensal pueda añadir más a su gusto. ¡Verás como triunfas con este delicioso risotto de setas sin nata!

¿Te ha gustado esta receta?