Receta de risotto de alcachofas

Receta de risotto de alcachofas

Preparar un risotto de alcachofas es muy sencillo, y además queda tan rico que no puedes perderte su receta. En Unareceta.com queremos explicarte cómo tener listo en un rato este jugoso plato, ¡apúntalo!

Este risotto es una opción ideal para tomar en invierno, cuando las alcachofas están de temporada, ya que aunque se sirve caliente y entra a la perfección. Además, se puede acompañar con gran cantidad de comidas. ¿Qué tal unos deliciosos langostinos a la plancha con limón o unas ricas sardinas con ajo y perejil?

Empecemos ya con el risotto de alcachofas, ¿tienes listos los ingredientes? Pues toma nota, ¡esto es todo lo que tienes que hacer!

Ingredientes

  • 500 gr. de arroz
  • 6 alcachofas
  • 1’5 l. de caldo de pollo
  • 1 cebolla
  • 70 gr. de mantequilla
  • 200 ml. de vino blanco
  • 80 gr. de queso rallado
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Preparación del risotto de alcachofas

  1. Lo primero que tienes que hacer es lavar muy bien las alcachofas y cortarlas en láminas muy finitas. Luego, pela la cebolla y córtala tan pequeña como puedas.
  2. A continuación, vierte el caldo de pollo en una cazuela y caliéntalo a fuego lento. Mientras tanto, pon un poco de mantequilla y un chorrito de aceite de oliva en una sartén. Cuando se derrita la mantequilla, echa la mitad de las alcachofas y sofríelas durante unos cinco minutos, hasta que se pongan tiernas. Apártalas y resérvalas.
  3. Pon un poco de aceite de oliva en otra sartén y sofríe en ella la cebolla con un poco de sal. Una vez que comience a dorarse, echa el arroz y saltéalo durante un par de minutos aproximadamente. A continuación, vierte el vino y sube el fuego al máximo durante cinco minutos para que se evapore el alcohol.
  4. Añade el queso parmesano y un par de cazos de caldo y remueve hasta que lo absorba el arroz. Echa las alcachofas que no hicimos y continúa añadiendo caldo poco a poco, hasta que el arroz esté en su punto. Es importante que no pares de remover el arroz, ya que ahí está el truco del risotto.
  5. Una vez terminemos de echar el caldo y esté blando el arroz, apaga el fuego y echa un poco más de queso rallado, la pimienta negra molida y las alcachofas que has sofreído previamente.
  6. Remuévelo todo muy bien, rectifica de sal si es necesario y sirve este riquísimo risotto de alcachofas. ¡Ya solo nos queda comprobar lo riquísimo que nos ha quedado! No dejes que se enfríe y siéntate cuanto antes a la mesa para disfrutar de este exquisito plato. ¡Que aproveche!

¿Te ha gustado esta receta?