Receta de natillas caseras sin huevo

Receta de natillas caseras sin huevo

Las natillas caseras sin huevo son un postre igual de rico que el original solo que, preparadas de esta manera, son aptas para todos aquellos que son alérgicos al huevo o que, simplemente, no quieren comer este ingrediente.

A priori, el huevo puede parecer indispensable para una gran cantidad de postres pero, en Unareceta.com tenemos un amplio recetario de dulces sin este alimento de origen animal, como por ejemplo los crepes sin huevo o las galletas de almendras sin huevo, entre otros muchos.

¿Te atreves a preparar hoy estas natillas caseras sin huevo con nosotros? ¡Pues no perdamos más el tiempo y pongámonos manos a la obra!

Ingredientes:

  • 1/2 l. de leche
  • 100 gr. de azúcar
  • 250 ml. de nata líquida
  • 30 gr. de maicena
  • 1 limón
  • 1 cuchara pequeña de azúcar vainillado
  • 1 paquete de galletas María
  • 1 ramita de canela
  • Canela en polvo
 

Preparación de las natillas caseras sin huevo

  1. Lo primero que vamos a hacer es disolver la maicena en la leche. Para ello, coge la leche y ponla en un vaso, solo tienes que llenar la mitad del vaso. A continuación, añade la maicena y mézclalo todo.
  2. Coge ahora el resto de la leche y ponlo en una olla con el fuego a potencia media. Pela el limón y echa la corteza en la olla. Añade también la ramita de canela.
  3. Cuando veas que la leche empieza a hervir, apaga el fuego y cuélala, así consigues que no haya ninguna ramita de canela suelta.
  4. Vuelve a poner la leche al fuego a potencia media y añade el azúcar normal, el azúcar vainillado y la nata líquida y remueve con seguridad. Tienes que hacer que todos los ingredientes se mezclen bien. Déjalo al fuego a potencia media-baja durante unos cinco minutos.
  5. Ahora, añade el vaso de leche con maicena y vuelve a remover. Poco a poco verás como la mezcla que has preparado va espesándose. Cuando veas que está lo suficientemenente sólida, apaga el fuego.
  6. Coge los recipientes para natillas y llénalos con la masa que has preparado, ponles encima la galleta María y un poco de canela en polvo y mete tus natillas en la nevera. Cuando estén frías, podrás servirlas. ¡Esperamos que te gusten!

¿Te ha gustado esta receta?