Receta de natillas caseras con nueces

Receta de natillas caseras con nueces

Las natillas caseras con nueces son una manera perfecta de combinar un postre clásico como son las natillas con uno de los mejores frutos secos que existen, las nueces. Hay que tener en cuenta que estas son muy buenas para nuestro cerebro y, gracias a ellas, conseguimos aportar a nuestro organismo una gran cantidad de nutrientes y vitaminas.

Si te apasionan estos frutos secos, puedes preparar otro tipo de postres como el bizcocho de yogur con nueces o el pastel de zanahoria y nueces. ¡Ambos están exquisitos!

Así pues, vamos a ver la receta de estas natillas caseras con nueces. ¡En Unareceta.com sabemos que son irresistibles!

Ingredientes

  • 4 yemas de huevo.
  • 4 cucharadas de azúcar.
  • 1 sobre de azúcar avainillado.
  • 1 rama de canela.
  • 1 limón.
  • ½ litro de leche.
  • 1 cucharada de maicena.
  • 140 gr. de nueces.
  • Canela molida.

Receta de natillas caseras con nueces.

  1. Empezamos poniendo un cazo a calentar con la leche, a potencia media, hasta que empiece a hervir. En ese momento rallamos la piel del limón sobre el cazo y agregamos el palo de canela. Removemos bien y dejamos hervir por unos 5 minutos. Pasado ese tiempo la apartamos y dejamos enfriar.
  2. Abrimos los huevos y dejamos caer solamente las yemas sobre un cuenco, al cual pondremos por encima la maicena y las dos clases de azúcar. Vamos a mezclarlo muy bien hasta conseguir algo parecido a una mezcla blanquecina.
  3. Echamos la mezcla en el cazo de la leche, extrayendo antes la rama de canela, y lo removemos bien. Encendemos el fuego a potencia media por unos 5 – 10 minutos, sin dejar de remover hasta conseguir lo más parecido a una crema.
  4. Vamos a ir preparando las nueces en un cuenco. Podéis machacarlas con el mortero si las queréis tener trituraditas.
  5. Repartimos la crema en los recipientes que hayamos decidido. Por encima repartimos las nueces y por último espolvoreamos un poco de canela en polvo.
  6. Ahora solo falta meter las natillas en la nevera unas cuantas horas, para que se enfríen y cojan consistencia antes de comerlas.

¿Te ha gustado esta receta?