Receta de croquetas de pollo y espinacas

Receta de croquetas de pollo y espinacas

La combinación de sabores de las croquetas de pollo y espinacas es deliciosa, por eso no puedes dejar de probar este rico plato que te explicamos, paso a paso, en Unareceta.com.

Ingredientes

Receta de croquetas de pollo y espinacas.

  1. Lo primero que haremos será pelar la cebolla y cortarla en trozos pequeñitos. Si nos cuesta mucho, podemos utilizar la trituradora o comprarla congelada que ya viene cortada.
  2. Calentamos algo de aceite en una sartén y echamos la cebolla, para empezar a pocharla. Vamos a dejarla ahí hasta que empiece a transparentarse.
  3. Mientras vamos a cortar el pollo en trocitos pequeños. Si la cebolla ya está transparente, los echamos dentro.  Vamos removiéndolo todo, a potencia media, y en pocos minutos el pollo estará ya frito. Cortamos en trozos los champiñones y los añadimos, al mismo tiempo que las espinacas. Esparcimos un poco de sal y lo removemos todo bien durante unos 5 minutos para que se fría bien la mezcla.
  4. En otra sartén aparte vamos a ir calentando dos cucharadas de mantequilla. Cuando empiece a derretirse añadimos una cucharada de harina y lo removemos todo bien para que se mezcle. Conseguido esto echamos ½ litro de leche. Tras mezclarse todo un poco, echamos el ½ litro del caldo de pollo.
  5. Remover bien la mezcla, a fuego lento, hasta que forme la bechamel. Si tenemos, podemos echar un poco de nuez moscada, pero no es estrictamente obligatorio. Añadimos un poco de sal y ya tendremos lista la bechamel.
  6. Vertemos la bechamel sobre la otra sartén y removemos todo hasta lograr que todos los ingredientes se mezclen. La nueva mezcla la vertemos en el vaso de la trituradora y lo trituraremos bien por unos minutos, así como cinco, para que todo quede bien mezclado. Meter un poco la mezcla en la nevera, por unos 15 minutos, para que coja consistencia.
  7. Batimos los huevos bien, con un poquito de sal, intentando que no queden grumos. En un plato aparte echamos bastante harina, pues vamos a usarla para cubrir nuestras croquetas.
  8. Empezamos entonces a hacer las croquetas; ponemos una sartén a calentar con bastante aceite. Sacamos la mezcla de la nevera y vamos cogiendo pedacitos, dando forma a las croquetas como más nos guste. La mezclamos con la harina y luego la bañamos en el huevo. Tras asegurarnos que no gotea, la echamos a la sartén.
  9. Entre vuelta y vuelta tardará entre 5 – 7 minutos. No pongáis muchas al mismo tiempo para que se puedan hacer bien. Además, mucho cuidado al darles la vuelta para que no se os deshagan.

¿Te ha gustado esta receta?