Receta de costillas al horno con miel y mostaza

Receta de costillas al horno con miel y mostaza

Con esta receta de costillas al horno con miel y mostaza, cocinarás un plato típico y lleno de sabor muy popular entre niños y mayores. Nosotros la hemos cocinado con una rica salsa que le da un toque incomparable al plato.

¿Te apetece comprobarlo por ti mismo? Pues toma nota del paso a paso que hemos preparado Unareceta.com para que te queden jugosas como nunca.

Y para acompañar a estas costillas, nada mejor que unas ricas patatas. ¿Qué te parece si pruebas con unas patatas fritas con piel al estilo deluxe? ¡Es una combinación perfecta!

Veamos cómo se hacen estas exquisitas costillas al horno con miel y mostaza. ¡Comenzamos!

Ingredientes

  • 1 kg. de costillas de cerdo
  • ½ vaso de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharada de mostaza
  • 1 cucharada de postre de salsa de soja
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Preparación de las costillas al horno con miel y mostaza

  1. En primer lugar iremos precalentando el horno a 180ºC, mientras vamos preparamos el resto de los ingredientes.
  2. Echamos sal y pimienta negra molida al gusto a las costillas. Vertemos un poco de agua en la bandeja del horno, y colocamos encima la rejilla.
  3. Ponemos en un bol la miel, la mostaza, el aceite y la salsa de soja. Mezclamos bien, hasta que se integren todos los ingredientes.
  4. A continuación tenemos que pintar bien las costillas por su parte superior con esta mezcla, preferentemente con una brocha. Ponemos las costillas boca abajo en la rejilla, y pintamos también el interior con la mezcla.
  5. Metemos la bandeja en el horno, en la parte de en medio, y con calor tanto por arriba como por abajo. Dejamos que pase aproximadamente 30 minutos, sacamos la bandeja y pintamos los laterales de la carne con la misma mezcla.
  6. Volvemos a meter la bandeja en el horno, y dejamos que transcurran 30 minutos más. Sacamos de nuevo la bandeja del horno a mitad de tiempo, para volver a pintar las costillas.
  7. Una vez que transcurra este tiempo, subimos la temperatura a 200ºC, y dejamos que se terminen de dorar las costillas, pintándolas de nuevo antes. No debemos tenerlas más de un cuarto de hora, ya que se pueden quemar.
  8. Apagamos el horno, sacamos la bandeja y ya podemos servir estas exquisitas costillas al horno con miel y mostaza. Tómalas bien calentitas, que es como más buenas están, ¡verás que te vas a chupar los dedos! ¡Muy buen provecho!

¿Te ha gustado esta receta?