Receta de costillas al horno con coca-cola

Receta de costillas al horno con coca-cola

Las costillas al horno con Coca-Cola son todo un clásico, y es que esta bebida combina a la perfección con la carne de cerdo, aportándole un sabor ligeramente dulce y un tono dorado que resulta irresistible.

Además se trata de una receta muy fácil de elaborar, que puedes servir junto a una guarnición de patatas fritas, de puré de patatas o acompañadas de una rica ensalada de col ¡verás como todos se chupan los dedos! Aprende a hacer estas costillas al horno con Coca-Cola y lúcete con una receta sencilla pero exquisita.

Ingredientes

  • 1 kg. de costillas de cerdo
  • 1 lata de Coca-Cola
  • 4 cucharadas de ketchup
  • Sal
  • Pimienta

Preparación de las costillas al horno con Coca-Cola

  1. Hacer estas costillas horneadas con Coca-Cola es tan fácil que no te lo podrás creer y lo mejor es que no necesitan marinarse, por lo que podrás elaborarlas cuando gustes sin mucha planificación.
  2. Comienza encendiendo el horno a 180º C para que se vaya precalentando mientras preparas la carne. Si tienes las costillas en la nevera, conviene sacarlas 20 minutos antes para que se vayan poniendo a temperatura ambiente.
  3. Coloca el costillar en una bandeja apta para el horno y, en el caso de que no te quepa completo, córtalo por la mitad para distribuirlo adecuadamente.
  4. Salpimienta al gusto as costillas por ambos lados, ten en cuenta que el punto de sal es básico para obtener una carne adecuadamente condimentada y deliciosa, y también para contrarrestar un poco el dulzor del resto de los ingredientes.
  5. Esparce el ketchup por tus costillas asegurándote de que quedan bien cubiertas por ambos lados. Para mayor comodidad se recomienda usar un pincel de cocina, aunque si no tienes puedes optar por una espátula.
  6. Por último vierte la Coca Cola sobre el costillar y mete la carne al horno a 180º C durante una hora, volteando la pieza transcurrida la primera media hora para que pueda cocinarse de manera uniforme por ambos lados, quedando dorada y deliciosa.
  7. Cuando haya pasado la primera hora de cocción, sube la potencia del horno a 240º C y deja que la carne se dore durante 10 minutos. Este último golpe de calor le dará a tu costillar ese toque crujiente y caramelizado que resulta irresistible.
  8. Una vez completado el tiempo de cocción, sácalas y déjalas reposar 5 minutos antes de servir. ¡Verás que deliciosas han quedado tus costillas al horno con Coca-Cola!, un plato perfecto para compartir en familia o con los amigos. ¿Te animas a prepararlas?

¿Te ha gustado esta receta?