Receta de muffins salados

Receta de muffins salados

Los muffins, también conocidos como magdalenas, son consumidos en una gran cantidad de países y su popularidad es tal que su receta ha ido evolucionando hasta dar lugar a todo un abanico de posibilidades. Así pues, aunque tradicionalmente eran dulces, hoy en Unareceta.com te vamos a enseñar cómo se hace los muffins salados.

Esta variedad de muffins es una buena opción para llevar al trabajo o a la universidad a la hora de la comida y, además, es un excelente sustituto del pan. Si te apetece una comida ligera puedes combinarlos con una sopa de ajoblanco con almendras o con una rica ensalada césar con jamón. ¿Qué te parece? Comprueba por ti mismo lo sabrosos que son estos muffins salados y lo rápido que se hacen. ¡Empecemos!

Ingredientes

  • 1 taza de harina de trigo
  • 1 taza de mantequilla
  • 1 taza de leche
  • 4 huevos
  •  2 cucharadas de levadura instantánea
  • 1 cucharada de sal
  • Moldes para muffins

Preparación de los muffins salados

  1. Lo primero que debes hacer es precalentar el horno a 180°C. Así, cuando vayamos a utilizarlo, ya estará caliente.
  2. Echa ahora en un bol los ingredientes secos, es decir, la harina de trigo, la levadura y la sal y mézclalo todo.
  3. Coloca la mantequilla en un vaso de vidrio y derrítela en el microondas durante unos diez segundos. En cuanto esté, ponla en un bol junto con la leche y los huevos y mézclalo todo bien con una batidora o con una cuchara.
  4. En cuanto esté todo bien mezclado, añade los ingredientes secos a los líquidos y bate hasta que todo se integre.
  5. Rellena ahora las tulipas de papel o los moldes para muffins a 2/3 de su capacidad, de esta forma cuando crezcan la mezcla no se desbordará.
  6. Mete ahora los moldes para muffins en el horno durante unos 20 minutos. Sabrás que están listos cuando hayan crecido y estén dorados. Si quieres comprobarlo antes de sacarlos, introduce un palito en el centro y, si sale seco, sácalos.
  7. En cuanto se enfríen un poco, úntalos con un poquito de mantequilla y verás que ricos están. No te preocupes si tienden a romperse un poco, al no lleva azúcar la masa tiende a ser más frágil que la tradicional. ¡Qué los disfrutes!

¿Te ha gustado esta receta?