Receta de tarta de queso philadelphia

Receta de tarta de queso philadelphia

La tarta de queso Philadelphia, también conocida como cheesecake tradicional, es uno de los postres más cremosos y delicioso por los que podemos optar, perfecto para aquellos que buscan una opción diferente al clásico bizcocho de chocolate.

Hay muchas maneras de prepararla, pero en Unareceta.com te explicamos cómo hacer una tarta de queso Philadelphia tradicional, con un sabor suave, cremoso y delicioso que gusta a grandes y chicos. ¿Listo para cocinar?

Ingredientes

  • 250 gr. de galletas tipo María
  • 165 gr. de mantequilla
  • 600 gr de queso Philadelphia
  • 2 cucharadas de harina
  • 3 cucharadas de azúcar blanco
  • 3 huevos
  • 150 gr. de nata líquida
  • limón

Preparación de la tarta de queso Philadelphia

  1. Para elaborar esta receta deberemos empezar con la base, para ello coloca en el vaso de la batidora o de la licuadora las galletas tipo María, tritúralas hasta que parezcan polvo. Si no tienes batidora puedes machacarlas en el mortero, lo importante es asegurarse de que queden bien molidas.
  2. Derrite los 165 gramos de mantequilla y añádela a las galletas trituradas, mezclando bien con las manos hasta formar una masa húmeda que se compacte fácilmente.
  3. Una vez conseguida, vierte la mezcla en el molde que vayas a utilizar, mejor si es desmontable para facilitar el proceso de desmoldar la tarta. Reparte bien la mezcla y con las manos presiona contra el molde para asegurar que tu base tiene un grosor uniforme y que está adecuadamente compactada.
  4. Guarda en la nevera para que se vaya endureciendo la base mientras preparas el resto de la tarta. Antes de continuar enciende el horno para que se vaya precalentando a 160 ºC, de este modo estará listo cuando lo necesites.
  5. En otro recipiente añade el queso Philadelphia, remueve bien y luego incorpora el azúcar y remueve nuevamente. Si dispones de una batidora, lo ideal es usarla para garantizar un resultado más suave y homogéneo, de lo contrario puedes usar la varilla manual.
  6. Posteriormente incorpora la nata y la harina previamente tamizada, mezclando todo bien para garantizar un resultado perfectamente homogéneo.
  7. Por último añade los huevos y la ralladura de la piel de un limón, lo que dará un toque ligeramente ácido a la mezcla. De nuevo bate todo para que mezclen bien los sabores. Si el horno aún no ha llegado a la temperatura optima, puedes dejar reposar la mezcla hasta que lo haga.
  8. Cuando el horno ya esté caliente, saca el molde de la nevera y vierte la mezcla que acabas de preparar, esparciéndola bien por todo el molde para que quede uniforme. Tapa con papel aluminio para evitar que la tarta se queme durante la cocción.
  9. Mete en el horno a 160 ºC durante 45 minutos sin abrirlo en ningún momento. Transcurrido este tiempo apaga el horno y deja la tarta dentro, cocinándose con el calor residual, durante 2 horas.
  10. Una vez que ha pasado este tiempo, sácala del horno y métela en la nevera, un paso básico para hacer que la tarta de queso Philadelphia se compacte y quede deliciosa. Cuando haya pasado al menos 2 horas enfriándose podrás sacarla y servir ¡verás que rica está tu cheesecake tradicional!

¿Te ha gustado esta receta?