Receta de salsa curry con leche de coco

Receta de salsa curry con leche de coco

¡La salsa curry con leche de coco es toda una delicia! Se trata de una opción mucho más suave que la salsa original, con un toque dulce que le dará a tus platos un sabor exótico increíble.

Esta preparación es ideal para darle un toque especial al pollo, a unas lentejas con verduras y también a unos vegetales al wok, por lo que siempre viene bien tenerla a mano. ¿Quieres hacerla pero no sabes por dónde comenzar? Sigue leyendo, porque en Unareceta.com te enseñamos a hacer una salsa curry con leche de coco para chuparse los dedos.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de curry en polvo
  • 1 taza de leche de coco
  • 1 cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • tomates maduros
  • 1 taza de agua o caldo de verduras
  • 1 cucharadita de maicena
  • Aceite de oliva
  • Sal al gusto

Preparación de la salsa curry con leche de coco

  1. Para hacer una salsa curry con leche de coco de lujo, es muy importante preparar un sofrito potente y delicioso. Para ello comienza por pelar y cortar en trozos muy pequeños la cebolla y el ajo.
  2. Añade un chorro de aceite de oliva a una sartén u olla espaciosa y coloca a fuego medio bajo. Una vez caliente incorpora la cebolla y el ajo para que se sofrían durante 5 minutos, vigilando que no se quemen. Si lo deseas añade un poco de agua a la olla lo que mantendrá la humedad reduciendo la posibilidad de que el sofrito se queme.
  3. Mientras, corta los tomates en cuadritos o, si lo prefieres, puedes hacerlo en cuatro partes. En el caso de que quieras una salsa sin trozos de verduras, entonces deberás escaldar previamente los tomates 1 minuto en agua hirviendo, pelarlos y triturarlos con la ayuda de una batidora.
  4. Añade a la olla el tomate en trozos o triturado, las dos cucharadas de curry y una pizca de sal, removiendo muy bien la mezcla para incorporar todos los ingredientes. Deja cocinar durante 5 minutos, si le falta líquido añade un poco de agua o caldo de verduras.
  5. Transcurridos los 5 minutos, deberás incorporar la taza de leche de coco, la de agua o caldo de verduras y la cucharadita de maicena disuelta en un poco de agua fría, removiendo la mezcla. Baja el fuego al mínimo y deja cocinar todo junto durante media hora, de este modo la salsa curry con leche de coco espesará y tomará un sabor intenso y delicioso.
  6. A media cocción es importante que pruebes la salsa para determinar si le falta sal o si, quizá, quieres añadirle un poco más de curry para un resultado más potente. Remueve la mezcla con frecuencia para evitar que se pegue.
  7. Pasada la media hora ya podrás retirar tu salsa de curry casera del fuego. Úsala en tus platos de verduras, pollo o carne y dale a tus comidas un toque exótico y delicioso de forma simple. ¡Verás que buena te queda!

¿Te ha gustado esta receta?