Receta de macarrones a la carbonara

Receta de macarrones a la carbonara

Los macarrones a la carbonara son un plato tan rico que resulta difícil resistirse, por eso siempre es una opción bienvenida para cualquier ocasión.

Aunque la carbonara tradicional italiana está elaborada a base de huevos, panceta y queso parmesano o pecorino, una versión común fuera de este país es la que incorpora nata, dando como resultado un plato cremoso y lleno de sabor. Por eso en Unareceta.com te proponemos la alternativa con este lácteo, pues sabemos que su resultado te encantará.

Aprende a hacer unos macarrones a la carbonara con nata de lujo y deja a todos en casa pidiendo más. ¡Comenzamos!

Ingredientes

  • 400 gr. de macarrones
  • 1 cebolla
  • 300 ml. de nata para cocinar
  • 250 gr. de bacon
  • Pimienta negra
  • Queso parmesano o pecorino al gusto
  • Sal
  • Aceite de oliva

Preparación de los macarrones a la carbonara

  1. Lo primero será cocer la pasta. Llena una olla con bastante agua, añade sal al gusto, aceite de oliva y lleva a fuego alto, cuando hierva incorpora los macarrones y deja cocinar hasta que estén al dente. Es importante que remuevas con frecuencia para evitar que se peguen, una vez listos cuélalos y reserva.
  2. Mientras hierve el agua y se cocina la pasta, ocúpate de la salsa carbonara. Comienza pelando la cebolla y cortándola en trocitos lo más pequeños posibles. Reserva.
  3. Pon una sartén al fuego con un buen chorrito de aceite de oliva y, una vez caliente, empieza a sofreír la cebolla a fuego lento hasta que esté transparente. Conseguido esto, incorpora el bacon y deja cocinar hasta que el tocino esté ligeramente dorado.
  4. Después deberás añadir la nata, removiendo bien para integrar todo. Agrega una pizca de sal y pimienta al gusto y deja cocinar la mezcla durante 10 a 15 minutos, asegurándote de que la salsa no espese demasiado.
  5. Una vez lista retira del fuego y mezcla con la pasta, asegurándote de que quede bien impregnada de la salsa. Sirve tus macarrones a la carbonara con nata bien calientes, remata con queso parmesano o pecorino al gusto y disfruta de un plato reconfortante y muy sabroso. ¡Buen provecho!

¿Te ha gustado esta receta?