Receta de macarrones con bechamel

Receta de macarrones con bechamel

Los macarrones con bechamel siempre triunfan y es que se trata de una receta deliciosa, con un toque cremoso sencillamente irresistible. Y lo mejor es que puedes prepararlos en casa fácilmente siguiendo los pasos que te indicamos en Unareceta.com.

Y si la comida italiana es lo tuyo, entonces te animamos a hacer nuestra sabrosa lasaña de espinacas o el irresistible risotto de champiñones, ¡con estos platos triunfarás sin duda!

Prepárate para hacer estos clásicos macarrones, solo necesitarás unos pocos ingredientes y muchas ganas de que te queden deliciosos. ¡Comenzamos!

Ingredientes

  • 400 gr. de macarrones
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 cucharada colmada de harina de trigo
  • 800 ml. de leche
  • Nuez moscada
  • Pimienta negra
  • Orégano
  • Queso parmesano o pecorino al gusto

Preparación de los macarrones con bechamel

  1. Llena una olla con abundante agua, añade una cucharada de sal y un chorro de aceite de oliva y llévala a fuego alto. Cuando rompa a hervir incorpora los macarrones y deja cocinar entre 10 y 15 minutos, dependiendo del tipo de pasta. Es importante que los remuevas durante la cocción para evitar que se queden pegados.
  2. Mientras la pasta se cocina, debes dedicarte a hacer una bechamel cremosa y deliciosa. Para ello coloca una sartén espaciosa a fuego bajo y añade la mantequilla y la harina. Remueve con una varilla manual constantemente y deja cocinar la mezcla durante aproximadamente 3 minutos. Este paso es fundamental para que la bechamel no sepa a harina cruda.
  3. Ahora llega el momento de incorporar la leche preferiblemente a temperatura ambiente o tibia. Añade primero una taza, remueve e integra y repite el procedimiento hasta acabar con toda la leche. Salpimienta tu salsa y añade nuez moscada al gusto.
  4. Deberás continuar removiendo con la varilla a fuego muy bajo hasta que la salsa bechamel comience a espesar, lo que puede demorar varios minutos. Es importante no dejar de remover durante mucho tiempo o el fondo podría pegarse y hacer que la crema se arruine. Una vez que haya espesado a tu gusto, pruébala y retira enseguida del fuego. Rectifica de condimento en caso de ser necesario.
  5. Cuela la pasta y mezcla con la salsa, removiendo bien para que quede perfectamente distribuida. Sirve tus macarrones con salsa bechamel en porciones individuales y remata con una generosa cantidad de queso parmeasano o pecorino. ¡Verás como todos en casa se lanzan encima de este plato!

¿Te ha gustado esta receta?