Receta de arroz con leche de coco

Receta de arroz con leche de coco

El arroz con leche de coco es el postre ideal para aquellos que siempre buscan darle un toque original a las recetas tradicionales, y es que debido a su dulzura el coco se complementa a la perfección con esta preparación, dándole un sabor especial que gusta a todos.

¿Qué esperas para probar esta rica y cremosa versión? En Unareceta.com te enseñamos a preparar un arroz con leche de coco rico y lleno se sabor, para que sorprendas a los tuyos con esta receta.

Ingredientes

  • 150 gr. de arroz de grano redondo
  • 500 ml. de leche de vaca
  • 500 ml. de leche de coco
  • 1 rama de canela
  • La piel de un limón
  • 120 gr. de azúcar
  • 25 gr. de coco rallado

Preparación del arroz con leche de coco

  1. Esta receta de arroz con leche de coco gustará a todos los amantes de este postre que buscan además un sabor diferente, por lo que no puedes dejar de hacerla. Y si quieres un resultado perfecto es importante que recuerdes usar arroz bomba o redondo para esta preparación, nunca arroz largo que no es adecuado para hacer este postre.
  2. Elige una olla espaciosa y preferiblemente alta para esta elaboración. Vierte en ella la leche de vaca, la de coco, la rama de canela, la piel del limón y el arroz, removiendo para que se integren todos los ingredientes.
  3. Coloca a fuego bajo y deja que todo se cocine durante 40 minutos. Es importante que durante la cocción vayas removiendo la preparación para garantizar que no se queme al fondo, en el caso de que se quede sin líquido añade una taza de cualquiera de las dos leches de tu preferencia.
  4. Cuando hayan pasado los 40 minutos, incorpora a la mezcla el azúcar y el coco rallado, remueve y deja cocinar todo junto durante otras 10 minutos. Luego, apaga el fuego y deja que se temple la mezcla, removiendo con frecuencia.
  5. Una vez que el arroz con leche de coco se haya templado ligeramente, ya podrás servirlo en recipientes individuales y espolvorear canela al gusto por encima para darle el toque final. Luego solo queda meterlo a la nevera y disfrutarlo. ¡Delicioso y cremoso!

¿Te ha gustado esta receta?