Receta de kimchi de pepino

Receta de kimchi de pepino

La receta de kimchi de pepino es una combinación muy adecuada al verano por su frescura.

Ingredientes

  • 3 pepinos
  • 1 cebolla verde
  • 1 zanahoria
  • 2 cucharadas de caldo de pescado
  • 4 cucharadas de pimiento picante
  • 2 cucharadas de sal marina
  • 1 cucharada de azúcar
  • 2 dientes de ajo
  • 2 gr. de jengibre

Receta de kimchi de pepino

  1. Llene una cacerola con agua y póngala a hervir con 2 cucharadas de sal marina. Algunos recomiendan que es mejor utilizar ½ taza, todo depende de cómo le guste el sabor salado.
  2. Corte las puntas a los pepinos y luego trocéelos en trozos no demasiado gruesos, para que así se hagan mucho más fácilmente. U otra opción es cortarlos justo por la mitad en horizontal.
  3. Apague el fuego y añada los pepinos, dejando que se hagan solo con el calor del agua, cosa que les llevará más o menos una hora. Cuando estén hechos, remójelos con agua fría.
  4. Para ganar tiempo en lo que los pepinos están listos, vaya pelando y cortando la cebolla verde, aunque puede utilizar una normal, y la zanahoria en trozos pequeños, que los dejará dentro de un bol.
  5. Ahora va a elaborar la pasta del kimchi, lo cual es muy sencillo: lo primero es machacar los dientes de ajo, sin piel, junto con 2 gr. de jengibre, hasta formar una pasta. La forma más sencilla es hacerlo con el mortero.
  6. Vaya echando el resto de ingredientes: 1 cucharada de azúcar, 4 cucharadas de pimiento picante y 2 cucharadas de caldo de pescado, sin dejar de machacar hasta unificar la mezcla en una única salsa.
  7. Como los pimientos ya estarán listos, recuerde que tiene que lavarlos en agua fría, es el momento de montar el kimchi, que tiene dos opciones: en el caso de que troceará los pepinos en cuadraditos, póngalos en un bol junto con el resto de la verdura, recubra con la salsa y remueva para mezclar todos los ingredientes bien.
  8. Guarde en la nevera y espere una media hora. En el caso de haberlo cortado en horizontal, solo tiene que rellenar una mitad y recubrir con otra, mezclando la zanahoria y la cebolla con la salsa. También es buena idea dejar reposar en la nevera esta mezcla.

¿Te ha gustado esta receta?