Receta de albóndigas en salsa de cebolla

Receta de albóndigas en salsa de cebolla

Las albóndigas en salsa de cebolla son un plato de toda la vida que se prepara en un segundo. Lo normal es acompañarlo con pan pero, si quieres, puedes hervir un poco de arroz blanco o de pasta y comértelo todo junto. ¡Estará delicioso!

Puedes acompañar este rico plato con un puré de patatas cremoso o un ligero arroz blanco con verduras. Estas son las opciones que te proponemos en Unareceta.com pero, en nuestro recetario, tienes muchas más. ¡Descúbrelas tú mismo!

Dicho esto, ¿empezamos ya con las albóndigas en salsa de cebolla? ¡Venga!

Ingredientes:

Para las albóndigas: 
  • 1/2 kg. de carne picada
  • 1 huevo
  • 100 gr. de pan
  • 1 diente de ajo
  • 100 ml. de leche
  • Aceite
  • Sal
  • Perejil
Para la salsa: 
  • 2 cebollas
  • 1 diente de ajo
  • Aceite
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 zanahoria
  • 30 gr. de piñones

Preparación de las albóndigas en salsa de cebolla

  1. Para empezar a preparar este plato, lo primero que tenemos que hacer son las albóndigas. Para ello, pon la miga de pan en la leche y, en cuanto esté totalmente humedecida, pásala a un bol.
  2. Coge uno de los dos dientes de ajo y pícalo en un mortero. Haz lo mismo con el perejil. Añádelo todo al bol con la miga de pan y mézclalo.
  3. Añade la carne picada, el huevo y un poco de sal y vuelve a remover. Ayúdate de un tenedor para poder mezclarlo todo bien. En cuanto esté, fríe las albóndigas en una sartén con un poco de aceite. Esto solo te costará diez minutos así que, cuando hayas acabado, resérvalas. Luego volveremos a ellas, vamos ahora a por la salsa.
  4. Pela la cebolla y pícala tan pequeña como puedas. Haz lo mismo con la zanahoria y con el otro diente de ajo y fríelo todo en una sartén con un poco de aceite. Añade los piñones y espera a que todo coja un tono doratido.
  5. En cuanto las verduras estén pochadas, añade una cucharada de harina y mézclalo todo con la ayuda de una cuchara de madera.
  6. Echa la copa de vino blanco y sube el fuego al máximo durante cinco minutos para que se evapore el alcohol. Luego, vuelve a bajarlo y espera veinte minutos.
  7. En cuanto haya pasado este tiempo, pon en la sartén donde tienes la salsa las albóndigas y mézclalo todo. Espera cinco minutos para que cojan todo el sabor y apaga el fuego. ¡Tus albóndigas en salsa de cebolla ya están listas! ¡Esperamos que te gusten!

¿Te ha gustado esta receta?