Receta de sardinas al vapor

Receta de sardinas al vapor

Las sardinas al vapor, al igual que las sardinas con patatas al horno, son una de las formas más saludables de preparar este exquisito pescado, que además resulta económico y perfecto para cualquier ocasión en la que buscamos una receta sencilla pero llena de sabor. 

Preparar las sardinas al vapor es muy fácil, y sin embargo el resultado merece la pena. Disponer de una vaporera es lo más cómodo para hacer esta receta, pero no es estrictamente necesario, basta con tener una olla y un colador grande para hacerla en un santiamén.

Si estás perdiendo peso o tratando de bajar los niveles de colesterol o triglicéridos, este es uno de los mejores platos que puedes incluir en tu dieta. En Unareceta.com te enseñamos cómo hacerlas para que puedas disfrutarlas cuando te apetezca. 

Ingredientes

  • 1 kg. de sardinas
  • 1 diente de ajo
  • 1 tomate
  • Especias o hierbas aromáticas al gusto (por ejemplo romero, pimienta blanca, etc)
  • 1 chorrito de aceite de oliva
  • Sal al gusto

Preparación de las sardinas al vapor

  1. En primer lugar vamos a limpiar las sardinas. Para esto, les hacemos un corte a lo largo del vientre y les quitamos las vísceras. De la parte de la cabeza también debemos quitar las agallas. Les damos unos cuantos lavados, hasta que queden completamente limpias y no suelten nada de sangre.
  2. Si tenemos una vaporera, pondremos en ella las sardinas y las coceremos entre 5 y 10 minutos. Si no, tomaremos una olla alta y le echaremos unos 4 ó 5 centímetros de agua.
  3. En la parte alta de la olla encajamos un colador grande y colocamos en él las sardinas. Ponemos a calentar el agua, y cuando comience a salir el vapor, vamos comprobando las sardinas hasta que queden bien hechas, lo que tomará también entre 5 y 10 minutos.
  4. Sacamos las sardinas a una fuente y dejamos que se enfríen. Mientras tanto picamos el ajo muy finito, y le agregamos el aceite de oliva y las especias o hierbas aromáticas que hayamos escogido.
  5. Cuando las sardinas ya estén frías, les echaremos por encima la mezcla anterior. Las ponemos en el frigorífico y dejamos que se enfríen al menos dos horas. Las serviremos sobre una base de rodajas de patatas o con un poco de pan. ¡Verás qué buenas están!
  6. Ya podemos saborear unas exquisitas sardinas al vapor. ¡Qué aproveche!

¿Te ha gustado esta receta?