Receta de sardinas marinadas

Receta de sardinas marinadas

Las sardinas marinadas pueden ser una tapa perfecta pero también son fantásticas como cena o como guarnición para un plato principal. Son un plato sabroso, nutritivo y muy económico, ya que el precio de las sardinas en el mercado es muy bajo.

Este plato cumple todos los requisitos para convertirse en uno de tus favoritos. Como esta receta no necesita mucho tiempo y atención, puedes preparar a la vez algún postre rico y rápido de cocinar, como por ejemplo, una macedonia de frutas o crepes con azúcar.

Si estás decidido a atreverte con las sardinas marinadas, en Unareceta.com vamos a decirte cómo hacerlo. ¿Empezamos?

 

Ingredientes

  • 12 sardinas
  • 2 tomates
  • 30 gr. de aceitunas verdes sin hueso
  • 39 gr. de aceitunas negras sin hueso
  • 1 cebolla mediana
  • ½ cucharada de tomillo
  • 1 cucharada de cebollino picado
  • ½ cucharada de chile en polvo
  • 100 gr. de sal gorda
  • 1 litro de agua
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación de sardinas marinadas

  1. Para empezar, coge una olla de tamaño medio y calienta en ella un litro de agua. Cuando el agua esté a unos 50ºC de temperatura, échale sal gorda y cuando se disuelva apaga el fuego. Déjalo enfriar durante unos minutos para que se forme una salmuera.
  2. A continuación, asegúrate de que las doce sardinas están limpias y sumérgelas en el interior de la olla. Déjalas dentro durante unos cinco minutos para que cojan ese toque de sal que necesitan.
  3. Cuando hayan pasado los cinco minutos, escurre bien las sardinas según las vayas sacando de la olla y colócalas en un bol de plástico. Cúbrelas de vinagre y déjalas marinando durante 30 minutos a temperatura ambiente.
  4. Pasada la media hora, escúrrelas y sécalas con papel de cocina. Ponlas de nuevo en un bol de plástico pero, en esta ocasión, cúbrelas completamente de aceite. Déjalas reposando otros treinta minutos.
  5. Mientras las sardinas terminan de marinarse, prepara las verduras. Lo primero que tienes que hacer es pelar la cebolla y cortarla en trozos pequeños.
  6. Pon a calentar un poco de aceite en la sartén y echa la cebolla. Pon el fuego a potencia media para que no se te queme.
  7. Lava los tomates y quítales las pepitas. Luego, rállalos y échalos en la sartén junto a a cebolla. Añade tomillo y sal y baja el fuego. Remuévelo con una cuchara de madera y déjalo en el fuego durante unos cinco minutos.
  8. Coge las aceitunas y tritúralas en la picadora. Recuerda que tienes que quitarles antes el hueso para que la máquina no se bloquee.
  9. Tenemos las sardinas listas en el bol con aceite, la salsa preparada en la sartén y las aceitunas picadas; es el momento de montar el plato. Coge una fuente y pon la salsa de tomate. Coloca las sardinas encima y esparce sobre ellas las aceitunas.
  10. Por último, échales por encima el cebollino y el chile picante.
  11. ¡Tus sardinas marinadas ya están listas!

¿Te ha gustado esta receta?