Receta de sardinas al horno

Receta de sardinas al horno

Las sardinas al horno son un plato excelente que puede funcionar o bien como entrante o bien como plato principal, su papel durante la comida dependerá de la importancia que tú quieras darle.

Si quieres utilizar la receta de este pescado azul como plato principal, puedes recurrir a alguna guarnición. En esta ocasión vamos a hacerlas con patatas pero, en Unareceta.com te recomendamos otras como por ejemplo las patatas al horno rellenas de verduras, los pimientos rellenos de queso  o incluso la ensalada caprese.

Ahora que ya sabes que acepta infinidad de posibilidades, lánzate y cocina con nosotros esta receta de sardinas al horno. ¡Te chuparás los dedos!

Ingredientes

  • 12 sardinas
  • 1 kg. de patatas medianas
  • Sal gorda
  • Aceite
  • Pimentón dulce

Preparación de las sardinas al horno

  1. Para empezar, programa el horno a 220ºC con calor en la parte superior e inferior. Para cocinar las sardinas al horno no hace falta que les quites las vísceras antes, ya que cuando estén hechas las podrás destripar con facilidad. No obstante, hay quien decide desviscerarlas al prepararlas de esta forma así que, si quieres hacerlo, ahora es el momento.
  2. Mientras se calienta el horno, vamos a preparar las patatas. Tenemos dos posibilidades; la primera consiste en lavar las patatas, pelarlas y luego cortarlas en rodajas. Una vez lo hayas hecho, has de cocerlas en una olla con agua y sal. La segunda opción es hacerlo a la inversa; primero las lavas, luego las hierves en la olla con agua y después las pelas y las cortas a rodajas. En cualquier caso, las patatas tienen que estar a fuego medio unos 20 minutos.
  3. Mientras las patatas se hacen, ve preparando las sardinas. Cubre la bandeja del horno con papel vegetal y, a continuación, echa una buena cantidad de sal gruesa sobre ella.
  4. Coge las 12 sardinas y colócalas una a una en la bandeja. Cuando lo hayas hecho, cúbrelas todas con sal gorda y mételas al horno.
  5. Tienes que hornear las sardinas durante 20 minutos, bajando la temperatura a 200ºC. Cuando hayan pasado 10 minutos, dales la vuelta y vuelve a echarles sal. Así se hornearán por ambos lados.
  6. Después de los 20 minutos, saca las sardinas del horno y cúbrelas con un paño para que mantengan su calor mientras terminan de hacerse las patatas.
  7. Si las patatas ya han estado hirviendo durante 20 minutos, escúrrelas un poco y ponlas en una fuente de cristal. Échales aceite y pimentón dulce y ponlas en el horno unos quince minutos a 200ºC, así terminarán de coger el punto.
  8. Comprueba si las patatas están listas atravesándolas con un cuchillo. Si puedes hacerlo con facilidad, es hora de sacarlas.
  9. Tus sardinas al horno ya están listas. ¡Que aproveche!

¿Te ha gustado esta receta?