Receta de pechuga de pollo al horno al limón

Receta de pechuga de pollo al horno al limón

La pechuga de pollo al limón es una apuesta segura cuando buscamos opciones para una comida familiar o un plato del día a día, y es que el el zumo de este ingrediente es perfecto para aportar jugosidad a la pechuga y crear un contraste de sabores clásico en el mundo de la cocina.

Si buscas un menú ligero puedes acompañarla de una ensalada templada de espinacas, o simplemente dedicarte a disfrutar y servirla con una guarnición infalible, como un puré de patatas gratinado, ¡qué rico!

Aprende a preparar este plato siguiendo los pasos que te ofrecemos en Unareceta.com y lúcete con un pollo sabroso y fácil de elaborar.

Ingredientes

  • 1 kg. de pechugas de pollo
  • limones grandes
  • 3 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • Tomillo

Preparación de las pechugas de pollo al horno con limón

  1. Esta receta es sencillísima de preparar, lo primero que debemos hacer es encender el horno a 200 ºC para que se vaya preparando y esté lo suficientemente caliente al momento de la cocción. Después, unta con aceite de oliva la bandeja en la que cocinarás el pollo.
  2. A continuación, lava y pica los limones para luego exprimir su zumo. Coloca las pechugas de pollo en la bandeja y vierte el jugo por encima.
  3. Ahora deberás condimentarlas, añade sal, pimienta y tomillo al gusto por ambos lados, asegurándote de que el pollo cuenta con suficientes especias.
  4. Pela y pica en dos los dientes de ajo y repártelos por la bandeja. Remata todo con un generoso chorro de aceite e introduce el pollo al horno con la bandeja cubierta por papel de aluminio.
  5. Deja cocinar con la bandeja tapada durante 15 minutos. Transcurrido este tiempo, retira el papel aluminio, moja las pechugas con su propio jugo y deja cocinar durante 30 minutos más o hasta que estés doradas.
  6. ¡Así de fácil es hacer unas pechugas de pollo al horno al limón! Una vez listas, deja reposar 5 minutos antes de servir y acompáñalas de tu guarnición favorita. Sencillas, ligeras y sabrosas.

¿Te ha gustado esta receta?