Receta de gambas al ajillo con gulas

Receta de gambas al ajillo con gulas

¿Has probado alguna vez las gambas al ajillo con gulas? Se trata de una exquisita variante de este plato tan típico de la gastronomía española, que suele gustar prácticamente a todo el mundo por su incomparable sabor. Si tienes dudas acerca de su preparación, has llegado al sitio adecuado, porque Unareceta.com te explicaremos cómo hacer unas gambas al ajillo con gulas que conquistarán a toda la familia, ¡toma nota!

Además, al tratarse de un plato ligero, combina a la perfección con cualquier otro que quieras tomar. ¿Qué tal si las combinas con unos huevos etrellados con chorizo? ¿Y con unas albóndigas en salsa de cebolla? ¡Estas gambas van bien con todo!

Y sin más rodeos, pasamos a ver cómo se preparan estas exquisitas gambas al ajillo con gulas. ¡Vamos allá!

Ingredientes

  • 2 paquetes de gulas congeladas
  • 1/2 k. de gambas frescas
  • 6 dientes de ajo
  • 2 guindillas pequeñas o 1 grande
  • 1/2 vaso de aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Preparación de las gambas al ajillo con gulas

  1. Para hacer estas exquisitas gambas al ajillo con gulas, en primer lugar empieza por lavar bien las gambas y pelarlas. Aunque deben venir ya limpias de la pescadería, siempre pueden contener algunos restos que se deben desechar.
  2. A continuación pon en remojo los ajos durante unos diez o quince minutos. También puedes tenerlos preparados antes de comenzar la receta, para no perder un minuto en su preparación. Después pela un par de dientes de ajo, córtalos en láminas y apártalos.
  3. Ahora coge una sartén grande y pon un fondo de aceite de oliva virgen extra. Ponlo a calentar a fuego medio-lento, y echa la guindilla. Mientras tanto, machaca dos dientes de ajo enteros con el mismo cuchillo, y échalos también en la sartén. Remueve de vez en cuando, para que no se peguen.
  4. Una vez que estén bien doraditos los dientes de ajo, añade las gambas y el resto de dientes de ajo, cortados en finas láminas. Rehoga todos los ingredientes, removiendo de vez en cuando. Y una vez se empiecen a dorar, incorpora las gulas a la sartén con una pizca de sal, a tu gusto.
  5. Deja al fuego unos 8 minutos para que se integren bien los sabores, y una vez pasado este tiempo, estarán listo para servir en una cazuela de barro.
  6. Y si lo deseas también puedes añadir un huevo frito al final ¡Ya verás que ricas te han quedado estas gambas al ajillo con gulas!

¿Te ha gustado esta receta?