Receta de turrón de maní

Receta de turrón de maní

¿Te apetecería un turrón de maní completamente casero? Con esta receta que hoy te traemos podrás hacerlo cada vez quieras porque es muy fácil. Nada más sano que poder hacer tus propios dulces en casa, y si tienes niños, ¡créenos que les encantará!

El maní es conocido también como cacahuete y es un ingrediente que se puede encontrar en muchas recetas. Si te gustan los postres con frutos secos, en Unareceta.com tenemos una gran variedad, como por ejemplo estas trufas de chocolate con almendras o este bizcocho de yogur con nueces. ¡Ambos también son deliciosos y súper fáciles de preparar!

Reúne todos los ingredientes que se necesitan para hacer este rico turrón de cacahuete, ideal para Navidad o para consumir durante todo el año, ¡verás como triunfas!

Ingredientes

  • 1 1/8 taza de azúcar
  • 1 taza de agua
  • 7/8 de taza de miel
  • 2 tazas de maní o cacahuete pelado al natural
  • 3 huevos

Preparación del turrón de maní

  1. Lo primero que debes hacer es poner a tostar el maní. Colócalo en una bandeja y llévalo al horno a 110°C durante 20 minutos o hasta que se dore. Dale vueltas para que no se queme o se tueste por un solo lado.
  2. Cuando esté listo, sácalo del horno y espera a que se enfríe. Viértelo en la licuadora o en un procesador de alimentos y muélelo. Pueden quedar unos trozos de maní más grandes, no hay problema.
  3. Aprovecha la misma bandeja donde tostaste el cacahuete y engrásala con un poco de aceite vegetal, luego reserva.
  4. Separa las claras de las yemas de huevo y en un bol resistente al calor, luego bátelas a punto de nieve con unas varillas eléctricas. Reserva.
  5. Coloca el agua, el azúcar y la miel en una olla pequeña y llévala al fuego bajo, removiendo hasta que obtengas un almíbar a punto de bola o hilo fuerte. Agrégalo lentamente a las claras de huevo sin dejar de batir.
  6. En un una olla en baño de María coloca el bol con el merengue e incorpora el maní tostado, remueve bien con una cuchara de madera e integra todos los ingredientes a la perfección.
  7. Retira del fuego y vierte en la bandeja que engrasaste previamente. Coloca un papel film por encima y aplasta la mezcla con las manos o con un rodillo de madera, hazlo rápido porque se endurece. Retira el film y deja enfriar.
  8. Una vez frío, podrás cortar el turrón de maní del tamaño de tu preferencia con la ayuda de un buen cuchillo. Lo ideal es conservarlo en papel celofán mientras lo consumes. ¡Qué lo disfrutes!

¿Te ha gustado esta receta?