Receta de empanadillas de jamón y queso

Receta de empanadillas de jamón y queso

¡Qué ricas que están las empanadillas de jamón y queso! ¿Verdad que sí? A los adultos nos encantan, pero a los más pequeños de la casa les chifla también. Y es que para que unas empanadillas estén para chuparse los dedos, no hace falta más ingredientes que los que lleva esta receta. Como imaginarás son muy fáciles de preparar, pero por si te queda alguna duda, en Unareceta.com te mostramos el paso a paso para hacerlas. ¡No pierdas detalle!

Combina estas empanadillas de jamón y queso con unos flamenquines de pollo bien crujientes también y no tengas dudas, ¡el éxito está más que garantizado!

¿Qué te parece si empezamos ya con estas empanadillas de jamón y queso? ¡Allá vamos!

Ingredientes

  • 8 obleas de empanadilla
  • 2 lonchas de jamón York
  • 4 lonchas de queso para fundir
  • 1 huevo

Preparación de las empanadillas de jamón y queso

  1. Para hacer estas empanadillas de jamón y queso tienes que empezar preparando el relleno. Para ello, coge las lonchas de jamón York y córtalas dándoles la forma que desees. Haz lo mismo con las lonchas de queso.
  2. Pon el horno a precalentar a 190ºC y coloca una base de papel de aluminio o papel vegetal en el fondo de la bandeja del horno. Pon las obleas de empanadillas sobre la bandeja y reparte el relleno por encima de ellas, colocándolo en un lateral y asegurándote de que los bordes de las obleas deben quedar libres.
  3. Dobla las obleas por la mitad y séllalas aplastando bien los bordes. Ayúdate con un tenedor y si ves que los bordes de las empanadillas no se sellan bien, humedécelas ligeramente con un poco de agua.
  4. Bate viene el huevo y ve pintando las empanadillas con él, para que queden bien doradas y brillantes. Tras esto, introduce la bandeja en el horno y hornea tus empanadillas hasta que las obleas estén doradas y con aspecto crujiente. Esto tardará diez minutos.
  5. Llegado ese momento, ya puedes apagar el horno, apartar y servir cuanto antes tus empanadillas de jamón y queso. Obviamente no queremos que te quemes, pero no dejes que se lleguen a enfriar, ya que cuanto más calentitas las tomes, más ricas te sabrán, ¡ya lo verás! ¡Que las disfrutes!

¿Te ha gustado esta receta?