Receta de croissant de jamón y queso

Receta de croissant de jamón y queso

El croissant de jamón y queso es una variación del tradicional croissant francés. Lo bueno de esta receta es que puedes utilizar el queso que más te guste; cheddar, emmental, provolone… Sea cual sea el queso que decidas añadir, está riquísimo, además puedes hacerlo para desayunar, merendar e incluso para cenar ¿No es genial?

En Unareceta.com te enseñamos todas las variaciones que puedes hacer con este delicioso postre, por eso te recomendamos probar, por ejemplo, este rico croissant de pistacho o si lo prefieres también puedes probar este croissant con salchichas. No dudes en consultar nuestra página web para aprender a cocinarlo de todas las maneras posibles.

Prepara tu horno y ves llamando a tus amigos para probar este rico croissant mixto ¡Te encantará tanto como a nosotros!

Ingredientes

  • 1 lámina de hojaldre
  • 6 lonchas de queso emmental
  • 6 lonchas de jamón
  • 1 huevo

Receta de croissant de jamón y queso

  1. Para empezar a preparar este rico croissant de jamón y queso empieza por precalentar el horno a 200ºC. Después, estira la masa de hojaldre en una superfície plana con ayuda de un rodillo. Para que no se pegue puedes espolvorear un poco de harina antes de extenderla.
  2. Cuando ya tengas lista la masa, córtala en triángulos alargados con un cuchillo. Puedes utilizar también un cortador de pizza, te facilitará mucho el corte.
  3. Bien, es momento de preparar el relleno; enrolla una loncha de jamón junto con una del queso que más te guste, nosotros vamos a utilizar queso emmental. Puedes pinchar un palillo en el rollo que has formado para mantener su forma y, a continuación, envuélvelo con la masa desde la parte más ancha hasta la punta, creando así la característica forma de un croissant. Una vez enrollado, puedes quitar los palillos y curvar los picos.
  4. Una vez hayas montado los croissants, bate un huevo y pinta cada pieza con ayuda de un pincel de silicona. Esto hará que brillen y queden muy apetitosos.
  5. Coloca cada pieza en una bandeja con un papel para horno debajo, esto hará que no se queden pegados. Hornea durante 20 minutos ¡verás como comienzan a hacerse grandes!
  6. Una vez transcurrido el tiempo, tus croissant de jamón y queso estarán listos para comer ¡Bon appétit!

¿Te ha gustado esta receta?