Receta de croissant de hojaldre

Receta de croissant de hojaldre

El croissant de hojaldre es ideal para desayunar con un café solo, o un cortado, o simplemente comerlo como merienda ¡Cualquier momento es bueno para comerlo! Aprovecha esta receta que te enseña Unareceta.com para disfrutar de este tradicional postre francés tan delicioso.

A nosotros nos encanta preparar postres ¿y a ti? si la respuesta es que sí, te recomendamos probar esta buenísima panna cotta de chocolate blanco o, si prefieres la fruta, prueba estas ricas peras al vino tinto con miel, ¡están para chuparse los dedos!

Seguro que ya te está entrando hambre de pensarlo así que vamos a empezar ahora mismo a preparar este rico croissant.

Ingredientes

  • 2 placas de hojaldre
  • 1 huevo
  • Media taza de copos de almendra
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • 40 gr. de azúcar

Receta de croissant de hojaldre

  1. Para empezar a preparar este sabroso croissant de hojaldre, empieza por estirar las placas sobre una superfície plana. Pasa el rodillo por encima varias veces y, cuando la tengas bien estirada, esparce una capa fina de mantequilla con una cuchara por toda su extensión.
  2. A continuación, espolvorea por encima el azúcar repartiéndolo bien por toda la placa de hojaldre.
  3. Ahora deberás utilizar un cuchillo para cortar la masa en triángulos. Intenta que todas las piezas tengan una forma y tamaño similar. También puedes utilizar un cortador de pizza ¡es muy cómodo!
  4. Enrolla los triángulos desde la base hasta la punta para crear la característica forma que tiene un croissant. A continuación, aprovecha para precalentar el horno a 190ºC y tenerlo listo para más adelante.
  5. Mientras, pon las piezas en una bandeja para horno dejando una separación entre ellas, ya que van a crecer al hornearlas. Luego bate el huevo. pinta cada croissant con la ayuda de un pincel de cocina y espolvorea los copos de almendra por encima.
  6. Es hora de hornear, pon la bandeja en el horno durante 10 minutos aproximadamente y observarás que su tamaño ha aumentado. Si quieres, puedes decorarlo tamizando azúcar glas por encima. Una vez listos, déjalos reposar unos minutos a temperatura ambiente y... ¡A comer! ¡Que aproveche!

¿Te ha gustado esta receta?