Receta de croissant de chocolate

Receta de croissant de chocolate

El croissant de chocolate es ideal para desayunar con un café solo, o un cortado, aunque también lo puedes servir como merienda.

Ingredientes

  • ½ kg. de harina
  • 80 gr. de azúcar
  • 200 ml. de agua
  • Sal
  • 210 gr. de mantequilla
  • 125 gr. de chocolate
  • Leche en polvo
  • 2 sobres de levadura seca

Receta de croissant de chocolate

  1. En un bol mezcle la harina con la levadura seca y un par de cucharadas de leche en polvo. Remueva bien y agregue una cucharada de mantequilla y 80 gr. de azúcar. Vuelva a remover para mezclar todo los ingredientes.
  2. Ahora, mientras utiliza la batidora, tendrá que ir vertiendo 200 ml. de agua, para que se vaya formando la masa que posteriormente utilizará para formar los cruasán. Notará que cada vez le cuesta más batir con la batidora, de modo que utilice sus manos para amasar la mezcla. Si ve que le queda demasiado pegajosa, añada un poco más de agua.
  3. Cuando vea que más o menos la masa ha cogido cuerpo, déjela reposar por alrededor de una hora, para que se vaya haciendo más grande.
  4. Mientras, si lo desea, puede ir calentando el chocolate para que se vaya derritiendo y así poder utilizarlo para el relleno. En el caso de que lo quiera en cuadraditos puede dejarlo como está.
  5. Transcurrida la hora ya puede coger la masa, hacer una bola, colocarla sobre una superficie en la que haya echado harina, y empezar a pasar el rodillo por encima, intentando que la masa no quede demasiado gruesa. Doble la masa y vuelva a pasarle el rodillo, hasta que compruebe que el grosos es de su gusto.
  6. Corte la masa en triángulos para empezar a trabajar de forma individual con cada pedazo. Si ha calentado el chocolate, recubra cada trozo con chocolate, dóblelo y dele la característica forma de media luna de los croissants. También puede pintar los bordes con chocolate para que tengan mucho más sabor.
  7. Repita el proceso con todos y métalos dentro del horno a 200º C, teniéndolos en su interior por unos 10 – 15 minutos, sin dejar de vigilarlos para que no se le quemen.

¿Te ha gustado esta receta?