Receta de croissant con almendras

Receta de croissant con almendras

Hacer un croissant con almendras es muy sencillo y rápido de hacer, puede ser una gran actividad para que los más pequeños de la casa disfruten en la cocina. Además, es una receta muy común que gusta a todo el mundo y que se puede servir en cualquier época del año. No dudes más y acompáñanos para preparar esta deliciosa receta tradicional francesa.

En Unareceta.com nos encanta estar acompañados de los niños del hogar, de modo que te animamos a preparar este rico coulant de nocilla o esta buenísima tarta de quesitos con los tuyos.

Llama a tus hijos, sobrinos, primos, nietos… porque ya vamos a empezar con este sabroso croissant almendrado ¡Os encantará!

Ingredientes

  • 250 ml. de leche entera
  • 150 gr. de almendras
  • 30 gr. de levadura
  • 400 gr. de harina
  • 50 gr. de azúcar blanco
  • 250 gr. de mantequilla
  • huevos
  • 75 de azúcar glass
  • Sal

Preparación del croissant con almendras

  1. Para preparar este delicioso croissant con almendras comenzarás por precalentar el horno a 200ºC y a preparar la masa; para ello debes tamizar la harina en un cuenco y disolver la levadura en leche fría.
  2. Echa los 25gr. de mantequilla cuando la levadura se haya disuelto completamente.
  3. En otro cuenco, bate un huevo junto con el azúcar para después vertir la mezcla poco a poco sobre la leche sin dejar de remover, puedes ayudarte de unas varillas eléctricas. Verás que se formará una masa homogénea bastante espesa.
  4. Por otra parte, machaca bien las almendras junto con un poco de azúcar glass. Puedes hacerla polvillo o dejarla en migas, como más te guste, reserva una pequeña cantidad para decorar y el resto añádelas a la masa mezclándolas enérgicamente junto con los 200gr de mantequilla restantes.
  5. Haz una bola con la masa, recúbrela con papel film y déjala reposar en la nevera durante dos horas.
  6. Una vez transcurrido el tiempo, enharina una superficie plana porque es momento de trabajar la masa; con ayuda de tus manos o de un rodillo ves aplanando la masa hasta conseguir una capa más fina, aprovecha este paso para hacerlo con los niños ¡es muy fácil!
  7. Con la capa afinada de masa, corta triángulos alargados con ayuda de un cuchillo o de un cortador de pizza, procura que todos los triángulos tengan una forma y medida similares.
  8. A continuación, enrolla los triángulos desde la base ancha hasta la punta para conseguir la característica forma de un croissant. Sella los picos y dóblalos un poco.
  9. Ahora, bate el huevo con el que vas a pintar los croissant con ayuda de un pincel de silicona. Esto hará que brillen más y tengan mejor color después de hornearlos. Esta tarea puedes dejarla para los pequeños chefs.
  10. Esparce la almendra que has reservado antes por encima de todos los croissant y colócalos en una bandeja para hornos recubierta con papel vegetal. Hornea durante 15 minutos y verás como crecen, ¡tus pequeños alucinarán! Una vez horneados, déjalos enfríar un poco y... ¡a disfrutar en familia!

¿Te ha gustado esta receta?