Receta de croissant con almendras

Receta de croissant con almendras

Hacer un croissant con almendras es relativamente sencillo, y puede ser una gran actividad para que los más pequeños de la casa disfruten estando en la cocina con sus padres.

Ingredientes

  • 250 ml. de leche entera
  • 30 gr. de levadura
  • 400 gr. de harina
  • 50 gr. de azúcar blanco
  • 200 gr. de mantequilla
  • 1 huevo
  • 150 gr. de almendra
  • 75 de azúcar glass
  • Sal

Preparación de croissant con almendras

  1. Calienta un poco la leche, solo un poco, y pásala a un cuenco, en la que vas a mezclarla con el azúcar, hasta que este se integre muy bien con la leche.
  2. En un cuenco vas a echar la harina, haciéndole un agujero justo en el centro (puedes ayudarte con el canuto de papel higiénico), en el que vas a poner la levadura. Remueve bien para mezclar. Luego echa un poco de sal y vuelve a remover.
  3. Echa la mantequilla, dejándote un poco, en la leche y que se funda con ella.
  4. La almendra machácala bien junto con un poco de azúcar glass. Puedes hacerla polvillo o dejarla en migas, como prefieras.
  5. Ve vertiendo la harina, junto con la almendra (déjate un poco de almendra para la parte superior), y comienza a remover hasta que se forme una mezcla homogénea.
  6. Recubre con un papel film y deja reposar por una media hora en la nevera.
  7. Con una masa más uniforme, enharina la parte de la encimera en la que vas a trabajar, y comienza a amasar.
  8. Corta triángulos de la masa y y ve dándole forma de croissant (doblándolo varias veces de una punta a otra.
  9. Bate el huevo, con el que vas a pintar los croissant por encima para que cojan mejor color.
  10. Esparce la almendra por todos los croissant y colócalos en una bandeja para hornos recubierta con papel vegetal. Y al horno por unos 10 - 15 minutos para que se hagan bien.

¿Te ha gustado esta receta?