Receta de alcachofas rebozadas con jamón serrano

Receta de alcachofas rebozadas con jamón serrano

Cuando empieza la temporada de alcachofas, en Unareceta.com nos vamos corriendo de compras para hacernos con las más grandes y sabrosas y preparar así unas deliciosas alcachofas rebozadas con jamón serrano. ¿Quieres hacer lo mismo que nosotros? ¡Pues anímate!

Estas alcachofas puedes comerlas como entrante o guarnición, pero son ideales para servirlas en una reunión y sorprender a todos tus invitados con un pica pica de lujo. Si optas por esta última opción, échale un vistazo a nuestra receta de canapés de paté y mermelada y llena tu mesa de sabor. ¡Triunfarás con este menú!

¿Qué dices, cocinamos unas suculentas alcachofas rebozadas con jamón serrano? ¡Claro que sí, empezamos!

Ingredientes

Preparación de las alcachofas rebozadas con jamón serrano

  1. Exprime el limón y pon su zumo en un recipiente junto con el vaso de agua. Por otra parte, limpia las alcachofas desechando las hojas duras de afuera hasta el centro.
  2. Cuando llegues al centro, elimina las pelusas que pueda tener el corazón de alcachofa en su exterior y ve colocando los corazones ya listos en el recipiente donde tienes el agua y el zumo. De esta manera no se oxidarán.
  3. Cuando hayas limpiado todas las alcachofas, agrégalas junto con el agua de limón a una olla y cocina a fuego medio durante veinte minutos. Si se quedan sin agua, añade una poca más.
  4. Mientras la verdura se cuece, corta el jamón serrano en tiras y luego en cuadritos muy pequeños. Prepara también el rebozado agregando los huevos a un bol y batiéndolos para que se integran. Mezcla en otro recipiente la harina y el pan rallado.
  5. Cuando las alcachofas estén listas, sácalas de la olla y escúrrelas en un colador. Luego, pásalas por los huevos y después por la mezcla de harina y pan.
  6. Agrega un dedo de aceite a una sartén y, cuando esté bien caliente, incorpora los trozos de jamón serrano y saltea durante un minuto a fuego medio. Después, incorpora las alcachofas y fríe hasta que doren y tengan el rebozado deseado. Esto solo les costará diez minutos.
  7. Para terminar, saca las alcachofas de la sartén y colócalas en un plato con papel absorbente. Déjalas reposar durante cinco minutos. ¡Ya puedes disfrutar tus alcachofas rebozadas con jamón serrano! Corre a probarlas, están de muerte.

Consejo

  • En vista de que el jamón serrano tiene un alto contenido en sal, no es necesario salar las alcachofas, ¡el jamón les dará todo el gusto que necesitan!

¿Te ha gustado esta receta?