Receta de alcachofas rebozadas con harina de garbanzos

Receta de alcachofas rebozadas con harina de garbanzos

¿Has probado alguna vez las alcachofas rebozadas con harina de garbanzos? Este tipo de harina es muy popular en Andalucía y le da un sabor intenso y muy particular a diversas preparaciones como estas. Hazte con ella y anímate a preparar hoy unas alcachofas fritas diferentes, ya verás, ¡no te vas a arrepentir!

Con la harina de garbanzos se preparan también otros platos típicos, como las tortillitas de camarones gaditanas, un plato crujiente y sabroso que te va a conquistar.

No te quedes con las ganas de probar y prepara unas alcachofas rebozadas con harina de garbanzos exquisitas, siguiendo las indicaciones que te damos a continuación en Unareceta.com.

Ingredientes

  • 12 alcachofas
  • 2 tazas de harina de garbanzos
  • 2 limones
  • Comino molido
  • Aceite de oliva
  • Perejil
  • Sal

Preparación de las alcachofas rebozadas con harina de garbanzos

  1. El primer paso para preparar este plato es escaldar bien las alcachofas. Vierta agua en una olla con una pizca de sal y ponla a calentar a fuego fuerte. Mientras esperas a que empiece a hervir, limpia las alcachofas y quítales las hojas de fuera. Luego, ponlas en la olla y espera quince minutos.
  2. Una vez transcurrido el tiempo señalado, debes escurrir bien las alcachofas. Antes de rebozarlas debes cortarlas por la mitad. Vamos a preparar el rebozado.
  3. Empieza disolviendo la harina en el agua junto con el zumo de los dos limones hasta que obtengas una textura similar a la de un huevo. Después tienes que añadir el comino y la sal.
  4. Pon a calentar aceite de oliva en una sartén a fuego medio y, cuando el aceite esté suficientemente caliente, reboza una tanda de alcachofas en la mezcla que acabas de preparar y fríela.
  5. Termina de freír las alcachofas por tantas pequeñas de forma que no se solapen. Cada tanda tiene que estar al fuego cinco minutos.
  6. En cuanto las vayas teniendo listas, colócalas en una fuente o un plato forrado con papel de cocina absorbente para que no queden muy grasientas y después pásalas a otro plato con una rodaja de limón y con el perejil picado. ¡El sabor y la presentación de estas alcachofas rebozadas en harina de garbanzos es única!

¿Te ha gustado esta receta?