Receta de caldo gallego vegetariano

Receta de caldo gallego vegetariano

Ser vegetariano no está reñido con tomar un buen caldo gallego bien calentito. ¿Sabes por qué? Porque también es posible cocinar un caldo gallego vegetariano que está tan rico que se volverá un clásico en tu cocina. ¿Quieres saber los ingredientes que lleva, y cómo se prepara? Pues ve apuntando las instrucciones que encontrarás aquí en Unareceta.com, ¡sorprende a toda la familia con un caldo gallego distinto pero lleno de sabor!

Y es que son muchas las preparaciones vegetarianas que quizás no conozcas y seguro te sorprenderían. ¿Sabías que puedes cocinar una hamburguesa de quinoa exquisita? Un plato que solo lleva ingredientes de origen vegetal, al igual que la típica paella de verduras.

Pero esta vez vamos a hacer un caldo gallego sin carne realmente sublime. Continúa leyendo, ¡te explicamos cómo!

Ingredientes

Para el caldo: 
  • 1 manojo grande de grelos o 1 repollo pequeño
  • 200 gr. de alubias blancas
  • 750 gr. de patatas
  • 5 litros de caldo de verduras
  • Sal
Para el sofrito:
  • 3 dientes de ajo
  • 100 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de pimentón dulce

Preparación del caldo gallego vegetariano

  1. Pon a remojar las alubias toda la noche anterior a la preparación de este caldo. Al día siguiente vierte el caldo de verduras en una olla amplia, incorpora las alubias ya escurrida y hiérvelas hasta que se deshagan y el agua se ponga blanca. Esto puede tardar 1 hora y media o 2 aproximadamente. Si utilizas una olla rápida, cuenta unos 25 minutos.
  2. Incorpora las patatas y cuécelas durante 20 minutos, si usas olla exprés deberás cocinar este ingrediente sin presión.
  3. A continuación añade los grelos o el repollo bien limpio. En caso de que utilices grelos puedes añadirle la cantidad de tallos a tu gusto, cuantos más agregues más sabroso quedará el caldo, sin embargo su sabor será también más intenso.
  4. Continúa cociendo la verdura sin presión hasta que esté blanda. Mientras tanto, prepara un sofrito con los dientes de ajo muy bien picaditos en el aceite de oliva virgen extra a fuego bajo. Cuando esté casi listo, aparta un momento la sartén del fuego, incorpora el pimentón dulce, remueve rápidamente y pon la sartén en el fuego de nuevo unos segundos más.
  5. Una vez que la verdura esté casi al punto, añade este sofrito a la olla lo que le dará un sabor delicioso a esta preparación.
  6. ¡Y ya hemos terminado! Deja que tu caldo gallego vegetariano repose unos minutos antes de servir. Este caldito saludable está tan rico que querrás prepararlo de esta manera habitualmente, ¡ya lo verás! Disfrútalo bien caliente y date un gustazo.

Consejos para un caldo delicioso

  • Si lo deseas, puedes sustituir los grelos o el repollo por otra verdura de temporada, como las acelgas o las espinacas.

¿Te ha gustado esta receta?