Receta de cigalas cocidas

Receta de cigalas cocidas

Uno de los platos estrella durante la Navidad, son las cigalas cocidas. Estos crustáceos similar a los langostinos son ricos en vitamina B5, B3 y niacina por lo que se recomiendan para reducir el colesterol. Hoy te vamos a enseñar cómo cocerlas ya que para que su carne preserve el brillo y la suavidad que las caracteriza, deben hervirse siguiendo ciertas indicaciones.

¿Quieres multiplicar su sabor? Acompáñalas entonces con una salsa de yogur para pescado o una salsa tártara sin pepinillos.

Apunta los consejos que te damos en Unareceta.com y estas fiestas preparar las mejores cigalas cocidas.

Ingredientes

  • 1 kg. de cigalas
  • 280 gr. de sal
  • 4 litros de agua
  • 2 hojas de laurel
  • Hielo

Preparación de cigalas cocidas

  1. Cocer cigalas es muy sencillo, pero hay que hacerlo de la forma correcta. Primero te vamos a explicar cómo hacerlo con el marisco vivo y fresco.
  2. Para ello, prepara un recipiente grande con dos litros de agua y 140 gramos de sal. Si vas a usar más agua, debes aumentar la cantidad de sal, son entre 60 y 70 gramos por litro.
  3. Mezcla bien la sal para que se disuelva y después agrega mucho hielo, el agua debe estar helada, ya que el propósito es detener la cocción apenas las retires del fuego.
  4. En una olla coloca 2 litros de agua fría, 140 gramos de sal y el laurel. Si tus cigalas no quedan sumergidas agrega más agua y más sal. Incorpora tus mariscos vivos y enciende el fuego, morirán a causa del calor, así evitarás que las patas se desprendan y los caparazones se inunden de agua.
  5. Una vez que el agua rompa a hervir debes contar el tiempo de cocción y esto dependerá del tamaño de las cigalas. Entre 50 y 100 gr. son 2 minutos, entre 100 y 150 gr. son 3 minutos y a partir de 200 gr. son 4 minutos.
  6. Cuando las retires del agua caliente, sumérgelas inmediatamente en el agua helada. Cuando estén frías, escúrrelas y llévalas al frigorífico hasta el momento de comerlas.
  7. Si vas a usar cigalas congeladas, debes poner el agua al fuego con la sal y el laurel y cuando entre en ebullición incorpora las cigalas. Empezarás a contar el tiempo de cocción después del segundo hervor, ya que el agua se enfriará cuando introduzcas los mariscos congelados.
  8. Una vez hervidas, introdúcelas también en el recipiente con agua helada para detener la cocción y listo, ¡ya tendrás tu cigalas cocidas!

¿Te ha gustado esta receta?