Receta de cerdo al horno con miel

Receta de cerdo al horno con miel

El cerdo al horno con miel es un plato suave y delicioso con el que acertarás seguro y que encantará a tus invitados. Mezcla perfecta entre dulce y salado, el solomillo de cerdo al horno con miel no dejará a nadie indiferente. ¿Quieres aprender a cocinar este sabroso plato? En Unareceta.com te enseñamos a prepararlo de forma rápida y sencilla.

Ingredientes

Para el cerdo Para la salsa
  • 150 ml. de miel
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 2 cucharadas de kétchup
  • ½ limón
  • 1/3 de vaso de agua
  • Aceite de oliva

Preparación de cerdo al horno con miel

  1. Pon en el fuego un cazo con tres litros de agua. Cuando empiece a hervir echa tres dientes de ajo enteros, con piel incluida, y una de las cebolletas sin trocear junto con los solomillos. Cuece, a media potencia, durante 20 minutos.
  2. Mientras se cuece la carne, ve preparando la salsa. En la batidora agrega la miel junto con las dos cucharadas de salsa de soja y las dos cucharadas de kétchup. Remueve para mezclar los ingredientes. A continuación agrega el jugo del medio limón (cuidado con que caigan pepitas), un chorrito de aceite de oliva y el agua. Bate bien hasta obtener una mezcla homogénea.
  3. Una vez que la carne lleve veinte minutos en el agua, sácala y escúrrela bien para que quede seca. A continuación pon el solomillo en una bandeja para horno (pon papel vegetal en la base de la bandeja para que la carne se quede pegada). Salpimiéntala a tu gusto.
  4. Cuela los dientes de ajo y la cebolleta que has cocido con la carne. Triturarlo todo y lo añades a la salsa, volviendo a batir poco a poco. Si prefieres que no quede ningún rastro de los ingredientes, es mucho mejor triturarlo todo.
  5. Enciende el horno, programándolo a 180º C, y una vez que el horno esté caliente espolvorea la carne con el tomillo seco y el orégano y hornéala durante unos 10 minutos más o menos.
  6. Mientras el solomillo de cerdo se va horneando podemos ir preparando la guarnición. Para ello, trocea las salchichas en rodajas y la cebolleta en trozos pequeños. Pon una sartén al fuego con un poco de aceite. Cuando el aceite esté caliente, echa las salchichas y la cebolleta y saltéalas a fuego medio, evitando que se quemen.
  7. Mientras se va dorando la cebolleta y las salchichas, pela y lava las patatas, y córtalas en rodajas no muy gruesas. Trocea también los espárragos en rodajas y los agregas a la sartén cuando veas que las salchichas estén doradas. Remueve bien y espera hasta que las patatas cojan un poco de color.
  8. Una vez que la guarnición se haya dorado en la sartén, agrega vino blanco, salpimienta, y cocina a fuego lento hasta que las patatas estén un poco tiernas.
  9. Una vez pasados los 10 minutos, dale la vuelta a la carne, y vierte la salsa que has preparado previamente. Si quieres que la guarnición tenga el sabor dulce de la miel, este es el momento de echarla. Pero si no es el caso, deja que se termine de hacer en la sartén.
  10. Hornea la carne otros 10 minutos a 180º y estará lista para servir junto con la guarnición. ¡Que aproveche!

¿Te ha gustado esta receta?