Receta de calabaza al horno con azúcar

Receta de calabaza al horno con azúcar

¿Quién dijo que comer verduras era aburrido? Seguramente alguien que no ha intentado hacer nuestra receta de calabaza al horno con azúcar, una forma distinta y muy deliciosa de comer calabaza horneada que encantará a todos. ¡Atrévete a probarla, no te arrepentirás!

Esta rica calabaza asada puedes servirla como guarnición de cualquier carne o pollo guisado, pero también puedes comerla como merienda o como cena única y saludable. Y por supuesto, puedes disfrutar de esta calabaza horneada con azúcar en cualquier época del año, pero en Unareceta.com te confesamos que nos encanta comerla cuando el frío comienza colarse en casa. ¡Un manjar calentito y sabroso!

¿Cocinamos juntos esta calabaza tan original? ¡Claro que sí!

Ingredientes

Preparación de calabaza al horno con azúcar

  1. Esta receta de calabaza horneada con un toque de azúcar es muy fácil de preparar y la tendrás lista en pocos minutos. Para comenzar tienes que poner a precalentar el horno a 200°C, así estará a la temperatura adecuada al momento de hornear.
  2. Mientras el horno va calentándose, lava bien la piel de la calabaza con agua y jabón para eliminar residuos de tierra. Luego sécala con papel absorbente.
  3. Cuando tengas limpia la calabaza córtala longitudinalmente teniendo mucho cuidado de no cortarte, ya que la piel de la calabaza es muy dura.
  4. Elimina todas las semillas que se encuentran en la parte superior de la pulpa y deséchalas. Luego trocea la calabaza en trozos medianos. También puedes hornear las dos mitades y cortarla luego.
  5. Coloca las calabazas en una bandeja para hornear cubierta con papel vegetal. Hornea la calabaza durante 40 minutos a 200ºC.
  6. Pasado el tiempo, saca la la calabaza del horno y espolvorea por encima el azúcar y la canela. Vuelve a meter la calabaza al horno y cuenta 40 minutos más.
  7. Sabrás que tu calabaza asada está lista cuando notes que está dorada en la superficie y al pincharla con un tenedor se siente suavecita.
  8. ¡Ya está lista tu calabaza al horno con azúcar! Si lo deseas, puedes rociar por encima un chorrito de miel: ¡un contraste de sabores espectacular!

Recomendación

  • Si notas que tu calabaza no se dora con el paso de los minutos, sube un poco la temperatura de la parte superior del horno.

¿Te ha gustado esta receta?