Receta de pavo glaseado con miel

Receta de pavo glaseado con miel

Esta receta de pavo glaseado con miel es tan sencilla, que es perfecta para los que nunca han cocinado este delicioso plato en casa. Lo único que necesitas es medio día en la cocina para dedicarle y comprobar por ti mismo que vale la pena.

Seguro que nuestra receta de pavo glaseado con miel y romero te encanta pero si quieres aprender más recetas con sabor agridulce, estas costillas en salsa de miel o este cabrito al horno con miel seguramente serán de tu agrado. ¡Pruébalas también!

Reúne todos los ingredientes para que bajo la guía de Unareceta.com prepares este exquisito pavo con miel.

Ingredientes

  • 1 pavo descongelado de 4 kg.
  • 60 gr. de mantequilla
  • 6 dientes de ajo
  • 1 cebolla grande
  • 4 ramas de romero
  • 680 gr. taza de miel
  • 3 cucharadas de vinagre balsámico
  • 355 ml. de caldo de pollo
  • 1 cucharada de pimienta
  • 1 cucharada de sal
  • 1 cucharadita de tomillo
  • 1 cucharada de salsa de soja
Para la salsa:
  • 237 ml. de agua
  • 2 cucharadas de fécula de maíz
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación de pavo glaseado con miel

  1. Antes de empezar tienes que preparar el glaseado: Mezcla en una licuadora el caldo de pollo, los ajos pelados, la cebolla, el aceite de oliva, el vinagre, la miel, la sal y todas las especias. Reserva.
  2. Lava el pavo por dentro y por fuera con agua fría. Sécalo con papel de cocina y despega la piel con mucho cuidado. Mételo dentro de una bolsa plástica que puedas cerrar y colócalo sobre una bandeja.
  3. Báñalo con el glaseado y cierra la bolsa. Lleva al frigorífico de un día para otro para que se marine y agítalo de vez en cuando. Al día siguiente sácalo de la bolsa y acuéstalo sobre un molde refractario.
  4. Introduce la mantequilla debajo de la piel, para que no se reseque con el calor, dobla las alas hacia abajo y ata las patas.
  5. Reserva una taza del glaseado para la salsa y el resto viértelo sobre el pavo. Cubre con papel aluminio y llévalo al horno precalentado a 200°C por 30 minutos.
  6. Luego baja la temperatura a 170°C y cocina por 3 horas. Cada 20 minutos sácalo y báñalo con su propio jugo.
  7. Destápalo a las dos horas de cocción para que tenga una hora para dorarse. Cuando esté listo retira del horno y deja reposar por media hora.
  8. Para hacer la salsa, agrega en una olla el glaseado que reservaste, el agua y el jugo en el que se cocinó el pavo.
  9. Lleva al fuego, disuelve aparte la maicena en 3 cucharadas de agua fría e incorpórala. Cocina a fuego lento hasta que espese. Salpimienta de ser necesario.
  10. Cuela tu salsa después de retirarla del fuego, rebana tu pavo glaseado con miel y aderézalo con ella al servir. ¡Qué lo disfrutes!

¿Te ha gustado esta receta?