Receta de galletas de avena sin huevo

Receta de galletas de avena sin huevo

Las galletas de avena sin huevo son además de un dulce riquísimo, una receta saludable. Además, quienes tienen intolerancia al huevo también pueden disfrutar de unas estupendas galletas de avena gracias a esta receta paso a paso.

La avena es un cereal que nos aporta grandes beneficios y siempre que podamos debemos incluirla en nuestra dieta. Así que debes probar también a elaborar un rico pan casero de avena o una jugosa tarta de manzana con avena, dos opciones también muy saludables.

Toma nota de los ingredientes que necesitas para hacer estas galletas y utiliza las cantidades exactas que te indicamos.

Ingredientes

  • 200 gr. de harina de trigo
  • 200 gr. de copos de avena
  • 100 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 120 gr. de coco rallado
  • 100 ml. de leche
  • 70 gr. de azúcar blanco
  • 2 cucharadas de miel
  • 100 gr. de nueces peladas
  • ½ cucharada de bicarbonato sódico

Preparación de galletas de avena sin huevo

  1. Pela las nueces y pícalas con el mortero. Después tamiza el harina en un plato. Haz un agujero en el centro y añade las nueces, media cucharada de bicarbonato sódico y el coco rallado. Mezcla bien para integrar todos los ingredientes.
  2. Mezcla el azúcar blanco con la mantequilla hasta formar una crema. Después añade la miel y vuelve a mezclar todo bien. Seguidamente los copos de avena y sigue batiendo todos los ingredientes.
  3. El siguiente paso será añadir la harina poco a poco sin dejar de batir un solo momento. Después incorporaremos la leche poco a poco, sin dejar de batir hasta que se vaya formando una masa más consistente.
  4. Trabaja la masa con las manos, luego haz una bola y déjala reposar cubierta con un papel film durante unos veinte minutos a temperatura ambiente.
  5. Pasado este tiempo, enciende el horno a 180º C, con calor arriba y abajo para que vaya cogiendo temperatura. Enharina una superficie plana en la encima y ve cogiendo porciones de la masa, haz una bola y luego aplástala para que tenga forma de galleta.
  6. Ve colocando las galletas en una bandeja para hornos recubierta con papel vegetal, o papel para horno, para que no se te queden pegadas cuando las hagas. Deja un poco de espacio entre cada galleta, para que cuando suba la masa no se queden tampoco pegadas entre si.
  7. Mete en el horno y programa para unos 20 minutos aproximadamente. A partir de los 10 minutos comienza a comprobar como van las galletas, para ver si se están haciendo bien. A los 15 minutos las puedes sacar ya o esperar a que estén un poco más doradas, dependerá de como te gusten más.
  8. Al sacarlas déjalas reposar por lo menos 15 minutos para que el interior esté bien formado y a una temperatura adecuada para poder saborearlas. ¡Qué aproveche!

¿Te ha gustado esta receta?