Receta de espinacas salteadas con garbanzos

Receta de espinacas salteadas con garbanzos

Si todavía no has probado las espinacas salteadas con garbanzos, te recomendamos que no esperes ni un día más. Este plato, que apetece en cualquier época del año, se prepara de forma muy fácil y, además queda tan rico que seguro muy pronto querrás repetir. Así que ve cogiendo papel y boli y apunta esta excelente receta que te proponemos a continuación en Unareceta.com.

Acompañando estas espinacas simplemente con unos ricos boquerones a la plancha o unos calaramares rebozados con tempura, bien calentitos y crujientes, disfrutarás de un menú estupendo. ¡No te hace falta nada más!

Dicho lo cual, pasamos a ver cómo se hacen estas espinacas salteadas con garbanzos. Verás qué ricas, ¡te van a encantar!

 

Ingredientes

Preparación de las espinacas salteadas con garbanzos

  1. Pon a calentar un chorrito de aceite de oliva en una sartén, a fuego medio. Mientras se calienta, pela la cebolla y córtala finamente en juliana. Una vez esté caliente el aceite, añade la cebolla a la sartén, con una pizca de sal para que suelte sus propios jugos y su cocción sea más fácil.
  2. Deja que se haga la cebolla hasta que esté bien pochadita, con unos cinco minutos será suficiente. En este momento, incorpora los garbanzos en la sartén y rehógalo todo junto durante unos minutos. Aparta estos ingredientes a un plato y reserva la sartén.
  3. En una olla pequeña, pon los huevos y añade agua que los cubra y quede un poquito por encima. Echa un chorrito de vinagre y un poco de sal. Pon el fuego entre medio y fuerte.
  4. Cuando comience a hervir el agua, cuenta dos minutos y saca rápidamente los huevos. No se trata de que se cuezan del todo, sino de que queden cocidos por la parte de la clara, pero no por la de la yema. Apártalos a un recipiente con agua templada.
  5. En la misma sartén en que pochaste la cebolla, puedes ahora saltear las espinacas, previamente lavadas y bien escurridas. Cuando comiencen a hacerse, añade a la sartén los piñones y las pasas. Espera unos minutos, y entonces añade de nuevo los garbanzos y la cebolla a la sartén.
  6. Espera a que se calienten bien estos ingredientes y, a continuación coloca por encima los huevos, partidos por mitades. Apaga el fuego, aparta y ya puedes servir estas exquisitas espinacas salteadas con garbanzos. Estamos seguros de que este exquisito plato te va a encantar, ¡muy buen provecho!

¿Te ha gustado esta receta?