Receta de calamares rebozados en su tinta

Receta de calamares rebozados en su tinta

¿Has probado alguna vez los calamares rebozados en su tinta? Esta peculiar forma de cocinar los calamares es de lo más llamativa, pues se trata de dar un toque de color a nuestro rebozado para que queden cubiertos con su propia tinta.

Seguro que si tienes invitados en casa les vas a sorprender muchísimo con este plato que además, está riquísimo. Anímate a prepararlos y aderézalos con una rica mayonesa casera o con salsa alioli, y le darás un toque de sabor realmente delicioso.

¿Quieres saber cómo se hacen? Pues toma nota de los ingredientes y los pasos que te proponemos en Unareceta.com, ¡y verás qué buenos te salen!

Ingredientes

  • 1 kg. de anillas de calamar
  • 1 sobre de tinta de calamar
  • 1 huevo
  • 150 gr de harina
  • 1 vaso de cerveza rubia
  • Aceite de oliva
  • 1 limón (opcional)
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Preparación de los calamares rebozados en su tinta

  1. En primer lugar, lava bien los calamares ya que pueden tener algún resto que debes desechar. Así que enjuágalos bajo el agua del grifo hasta que esten limpios. Pásalos a una escurridera, y añádeles algo de sal.
  2. Pon el huevo en un bol y bátelo bien. Vierte la cerveza y la tinta de calamar, y remueve. Echa la harina, poco a poco para que no se formen grumos, y sin dejar de remover los demás ingredientes. Añade sal y pimienta negra molida a tu gusto.
  3. Vierte aceite de oliva suficiente en una sartén, para freír las anillas de calamar a fuego vivo. Mientras se calienta, ve secando las anillas con un trapo de cocina.
  4. Una vez esté bien caliente el aceite, pasa las anillas por el rebozado por tandas, y fríelas de la misma manera. Debes echar una cantidad de anillas que queden separadas en la sartén, para que se hagan bien y queden especialmente crujientes.
  5. Procura que no se quemen, sacándolas en cuanto veas que el rebozado está bien hecho y crujiente, sin esperar más. Pásalas a una fuente con papel de cocina absorbente, para que pierdan el exceso de grasa y queden perfectas.
  6. Y finalmente, si lo deseas, puedes cortar un limón en rodajas y adornar los bordes de la fuente con él. Incluso puedes exprimirlo a la hora de tomar los calamares, si quieres darles un saborcito aún más especial.
  7. ¡Listo! Ya puedes comprobar por ti mismo lo riquísimos que están estos calamares rebozados en su tinta. Si has hecho todo lo que te hemos explicado en esta receta, estamos seguros de que te gustarán tanto que muy pronto repetirás menú.

¿Te ha gustado esta receta?