Receta de calamares rebozados con huevo

Receta de calamares rebozados con huevo

Los calamares fritos son un plato que gusta prácticamente a todo el mundo. Pero si además son calamares rebozados con huevo, están doblemente ricos. Apunta esta receta que te proponemos a continuación en Unareceta.com, y estamos seguros de que se convertirá en un habitual en tu cocina. ¡Verás qué ricos te quedan!

Este plato combina a la perfección con cualquier otro, especialmente si es de pescado. Prueba a poner estos calamares como acompañamiento a un jugoso arroz a banda con sepia o una exquisita fideuá a la marinera. ¡Esto sí que es un menú 5 estrellas!

Vamos a comprobar lo exquisitos que quedan estos calamares. ¡Empezamos!

Ingredientes

Preparación de los calamares rebozados con huevo

  1. En primer lugar lavaremos muy bien los calamares bajo el agua del grifo, para retirar los posibles restos o impurezas que pudieran contener. Una vez limpios los escurrimos y los secamos con un trapo de cocina limpio.
  2. Exprimimos el zumo de los dos limones, lo vertemos en un bol e incorporamos las anillas de calamar. Batimos los dos huevos en un plato, y en otro echamos la harina. Ponemos los dos platos juntos, al lado de la vitrocerámica o el fogón.
  3. Echamos aceite de oliva bastante en una sartén, y lo calentamos a fuego medio. Cuando el aceite esté bien caliente, salamos los calamares y empezamos a rebozarlos pasándolos primero por la harina y después por el huevo.
  4. Tenemos que procurar que el rebozado cubra todo la superficie de las anillas de calamar, para que el rebozado no se agriete a la hora de freírlas.
  5. Iremos friendo los calamares por tandas a fuego alto y les daremos la vuelta para que se hagan por ambos lados.
  6. También tenemos que procurar que queden un poquito separados en la sartén, y que nunca se solapen unos con otros. En caso contrario, el rebozado se rompería, y no querían tan crujientes ni la presentación sería buena.
  7. Según vayamos sacando los calamares de la sartén, los iremos pasando a una fuente forrada con papel de cocina absorbente para que pierdan el exceso de grasa. De esta forma quedarán más ricos y crujientes.
  8. ¡Y esto es todo! Al fin hemos terminado de preparar estos riquísimos calamares rebozados con huevo. Si quieres que estén especialmente crujientes, procura tomarlos bien calientes, que además es como más ricos saben. Esperamos que te haya gustado esta receta ¡Muy buen provecho!

¿Te ha gustado esta receta?