Receta de tarta tres chocolates sin nata

Receta de tarta tres chocolates sin nata

Aunque esta tarta tiene una capa de nata, se puede preparar una tarta tres chocolates sin nata en unos pocos pasos y tener guardada en la nevera un delicioso postre que gustará a todos los miembros de la familia.

Ingredientes

  • 150 gr. de chocolate negro
  • 150 gr. de chocolate con leche
  • 150 gr. de chocolate blanco
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1,5 litros de leche
  • 3 sobres de cuajada
  • 300 gr. de galletas
  • 60 gr. de margarina
  • 1/4 taza de leche

Preparación de tarta tres chocolates sin nata

  1. Empezaremos haciendo la base. La mantequilla necesitarás que esté blanda, de modo que déjala a temperatura ambiente o la derrites un poco en el microondas. Mientras se reblandece, machaca las galletas con el mortero en un cuenco, hasta hacerlas polvillo. Entonces las mezclas bien con la mantequilla hasta hacer una especie de pasta.
  2. Echa esta pasta dentro del vaso de la batidora, junto con el 1/4 taza de leche y mezcla bien, batiendo sin parar, hasta obtener una pasta homogénea.
  3. Vierte esta mezcla en el molde que vayas a usar, como consejo es mucho mejor si es desmontable, y guarda en la nevera para que se vaya endureciendo.
  4. En lo que se endurece la base haremos la primera capa, que será de chocolate negro. Para ello 1 sobre de cuajada vas a disolverlo en 500 ml. de leche que esté en un cazo hirviendo.
  5. Agrega el chocolate, que esté bien troceado, y cocina hasta que se vaya formando una especie de crema negra. Vierte sobre la base de galletas cuando esté bien dura.
  6. Seguimos con la capa de chocolate con leche, para la cuál vas a mezclar el azúcar con 500 ml. de leche y la cuajada, del mismo modo que la anterior vez. Cuando la leche hierva, agrega el chocolate con leche troceado, crema una crema que viertes sobre le molde.
  7. Por último, mezcla el último sobre de cuajada con el resto de la leche y cuando hierva le agregas el chocolate blanco. Remueve para hacer la crema y vierte en el molde.
  8. Esparce un poco de virutas de chocolate por encima de la crema de chocolate blanco, del tipo que tú quieras y mete en la nevera hasta que se forme una capa solida.

¿Te ha gustado esta receta?