Receta de salsa de ajo y miel

Receta de salsa de ajo y miel

¬ŅHas probado alguna vez la salsa de ajo y miel? Su mezcla de sabores probablemente te haya llamado la atenci√≥n, y lo cierto es que es realmente exquisita. Se trata de una salsa casera muy f√°cil de preparar y que es perfecta para aderezar tanto ensaladas como carnes.¬†¬†Apunta los pasos que te indicamos a continuaci√≥n en Unareceta.com y no te pierdas este aderezo tan singular.

Con ella podrás aderezar gran cantidad de platos, como unas patatas al horno, o un solomillo de ternera a la plancha. ¡Verás qué toque tan rico de sabor les das!

¡Ya verás qué rica te sale esta salsa de ajo y miel!

Ingredientes

  • ¬ľ de una taza de manteca sin sal
  • 1 cucharada de ajo picado
  • ¬Ĺ taza de caldo de pollo
  • ¬Ĺ taza de miel
  • ¬ľ de una taza de az√ļcar moreno
  • 3 cucharadas de salsa de soja
  • 2 cucharadas de maicena
  • 1 cucharada m√°s de agua

Preparación de la salsa de ajo y miel

  1. A la hora de hacer esta salsa de ajo con miel, en primer lugar tienes que colocar la manteca en un cazo, y ponerla a calentar a fuego medio.
  2. Cuando se derrita, incorpora el ajo picadito, y deja que se haga a lo largo de 2 minutos. Remueve con mucha frecuencia, para que no se pegue en ning√ļn momento.
  3. Pasado este tiempo a√Īade la miel, el caldo de pollo, el az√ļcar moreno y la salsa de soja. Mezcla bien todos los ingredientes, hasta formar una mezcla homog√©nea con ellos.
  4. Una vez que comience a hervir esta mezcla, baja el fuego. Cuando vuelva a hervir de nuevo, deja que se siga haciendo durante 10 minutos a fuego lento, y sin cubrir.
  5. Llévalo a su primer hervor y luego reduce la temperatura del fuego. Déjalo hervir durante 10 minutos a fuego lento, sin cubrir.
  6. Mientras tanto pon la maicena en un bol, y a√Ī√°dele una cucharada de agua. Remueve con un tenedor, para disolver los grumos que se formen. Si no se terminan de deshacer, a√Īade un poco m√°s de agua.
  7. Pasados los 10 minutos, echa la maicena, y deja que siga hirviendo la mezcla hasta que espese la salsa. Remueve todo el tiempo, para que no se pegue.
  8. ¡Y nada más! Así de sencillo resulta preparar una salsa de ajo y miel realmente exquisita. Seguro que estás deseando probarla, así que no esperes más. Sírvela junto al plato que has escogido, y disfruta de su riquísimo sabor cuanto antes. ¡Que aproveche!

¬ŅTe ha gustado esta receta?