Receta de espinacas con bechamel light

Receta de espinacas con bechamel light

¿Quién dijo que comer saludable era aburrido? Seguramente, alguna persona que no conoce esta deliciosa receta de espinacas con bechamel light, una combinación perfecta para deleitar tu paladar sin descuidar tu figura. En Unareceta.com te invitamos a preparar este plato que cambiará para siempre tu concepto de la salsa bechamel.

Estas espinacas con bechamel light resultan la guarnición ideal para cualquiera de tus comidas, pero nosotros te recomendamos que las acompañes con un delicioso pollo al horno con manzana o con un exquisito carpaccio de gambas. No importa la opción que escojas, estas espinacas son tan deliciosas que hasta te las puedes comer solas. ¡Qué aproveche!

Ingredientes

  • 750 gr de espinacas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 2 lonchas de jamón ibérico
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta negra
Para la salsa bechamel light:
  • 1 cucharada de maicena
  • 300 ml de leche desnatada
  • 1/2 cebolla
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta
  • Nuez moscada

Preparación de las espinacas con bechamel light

  1. Lo primero que debes hacer es sofreír la cebolla y el ajo. Para ello, pélalos y córtalos tan pequeño como puedas. En cuanto esté, echa un poco de aceite en una sartén y, cuando esté caliente, añade la cebolla y el ajo.
  2. Cocina la cebolla y el ajo a fuego medio hasta que notes que la cebolla esté dorada y transparente. Luego, agrega las espinacas y remueve para que se integren todos los ingredientes. Añade un poco de agua sin cubrir las espinacas, tapa la sartén y deja cocinar durante 15 minutos a fuego bajo.
  3. Para preparar la bechamel light, diluye la maicena en 100 mililitros de leche desnatada removiendo con una cuchara y reserva el resto de leche para más adelante. Cerciórate que no quede ningún grumo de maicena en la mezcla.
  4. En una sartén, agrega aceite de oliva y cuando esté caliente añade la 1/2 cebolla previamente rallada. Cuando la cebolla esté transparente, agrega la leche que habías reservado. Deja cocinar durante 15 minutos a fuego lento, sin que la leche llegue a hervir.
  5. Después debes agregar la mezcla de leche y maicena poco a poco. Remueve constantemente la preparación para que no se hagan grumos y mantén el fuego lento. Agrega sal, pimienta y nuez moscada al gusto. Sigue removiendo la preparación para integrar bien todos los ingredientes.
  6. Acto seguido, lleva la mezcla a ebullición durante 3 minutos para que espese un poco, ya que una vez fría adoptará mejor consistencia.
  7. Sirve en un plato una porción de espinacas salteadas y agrega por encima una buena cantidad de bechamel light. ¡Ya puedes degustar tus deliciosas espinacas con bechamel light!

¿Te ha gustado esta receta?