Receta de huevos revueltos con ajetes y gambas

Receta de huevos revueltos con ajetes y gambas

Los huevos revueltos con ajetes y gambas son uno de esos platos que además de ser fáciles de preparar, suelen tener mucho éxito en la mesa, y es que los revueltos gustan prácticamente a todo el mundo.

Si ese es tu caso, también te encantará preparar un revuelto de champiñones con verduras o unos ricos huevos revueltos con setas. Como ves, los huevos aceptan infinidad de combinaciones. Puedes recurrir también al clásico huevo frito de toda la vida o a los huevos revueltos con atún y mayonesa.

Unareceta.com te enseña hoy a preparar estos exquisitos huevos revueltos con ajetes y gambas, un plato que haría las delicias de cualquiera. ¿Comenzamos?

Ingredientes

  • 3 huevos
  • ½ kg. de ajetes
  • ½ kg. de gambas frescas
  • 1 chorrito de aceite
  • Sal al gusto
  • Pimienta negra

Preparación de los huevos revueltos con ajetes y gambas

  1. Para empezar, vamos a cocer el medio kilo de gambas. Puedes recurrir a las gambas congeladas ya cocidas para evitar este paso, pero las gambas frescas le darán mucho más sabor al plato, por eso te recomendamos que mejor las compres así.
  2. Una vez que las gambas estén cocidas, apártalas y deja que se enfríen. Mientras tanto, vamos a ir preparando los ajetes.
  3. Limpia el medio kilo de ajetes y quítales las raíces y las hojas verdes. No es necesario que lo hagas a la perfección, así que no te preocupes si dejas un poco de hoja. Eso sí, es importante asegurarse de que están absolutamente limpios.
  4. A continuación vamos cortar los ajetes, ni muy finos ni muy gruesos. Cuando los tengas, echa en una sartén un chorrito de aceite y saltéalos durante tres minutos a fuego medio. Cuando empiecen a tener un tono ligeramente doradito, añade las gambas.
  5. Las gambas tienen que coger el tono blanco que toman cuando ya están hechas. No debemos esperar más, porque se trata de que queden jugosas para darle sabor al plato.
  6. Cuando veamos que las gambas ya están hechas, echa los tres huevos a la sartén. Remuévelo todo con ayuda de una cuchara de madera.
  7. Hay que tener especial cuidado en no dejar de batir en ningún momento, para que no se peguen los huevos a la sartén. Mientras tanto, añade una pizca de sal, al gusto. Ten en cuenta que el plato lleva gambas, que de por sí ya son muy saladas, así que echa muy poca sal y si ves que no es suficiente, añade más luego.
  8. Añadimos también un poco de pimienta negra, y cuando veas que el huevo ya está hecho, apaga el fuego y retira el revuelto de la sartén.
  9. ¡Seguro que te encantará este exquisito revuelto de huevos con ajetes y gambas! ¡Que aproveche!

¿Te ha gustado esta receta?