Receta de croquetas de jamón y queso

Receta de croquetas de jamón y queso

Estas croquetas de jamón y queso son una de las variantes más populares de la receta original y es que el lácteo les da un toque excelente. Aunque lo más habitual es prepararlas con un queso suave pero con sabor, como el semicurado, también puedes ir más allá y atreverte con otros más fuertes como el roquefort o el queso de cabra.

¿Es este uno de tus ingredientes favoritos? Pues lo puedes incluir tanto en recetas saladas como dulces y uno de los postres más populares a base de queso es sin duda la cheesecake americana o el pie de calabaza con Philadelphia. ¡Ambos son irresistibles!

Dicho esto, ¿te atreves hoy con las croquetas de jamón y queso? Pues si es así, ¡ponte manos a la obra!

Ingredientes

  • 250 gr. de jamón serrano
  • 125 gr. de queso rallado
  • 1/2 litro de leche
  • 1 cebolla
  • huevos
  • 4 cucharadas de harina
  • 1 plato de pan rallado
  • 1 cucharada de mantequilla
  • Nuez moscada
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de oliva

Preparación de croquetas de jamón y queso

  1. Para hacer estas croquetas lo primero es pelar y picar bien la cebolla tan pequeña como puedas. Haz lo mismo con el jamón para que queden tacos de serrano pequeñitos.
  2. Pon la cebolla a freírse en una sartén con aceite y, cuando esté dorada, agrega el jamón. Remueve y espera unos cinco minutos para que todo coja algo de color.
  3. Echa ahora las cuatro cucharadas de harina y vuelve a darle a todo un par de vueltas para que este último ingrediente se fría, así evitarás que se formen grumos.
  4. Es el momento de echar la leche, la cucharada de mantequilla, la nuez moscada y la pimienta negra molida. Déjalo todo al fuego unos quince minutos hasta que veas que la bechamel coge esperor y después agrega el queso y remueve. Con la bechamel ya lista, deja que repose durante unos 30 minutos.
  5. Después, pon un plato cubierto de pan rallado y otro con los dos huevos batidos. Ve cogiendo porciones de la masa para hacer tus croquetas tan grandes como desees y remójalas en el huevo para luego pasarlas por el pan.
  6. Pon un dedo de aceite en una sartén y cuando esté caliente echa las croquetas. Cada una se tiene que freír durante unos ocho minutos. Después sácalas, pásalas a un plato con papel absorbente de cocina y cuando hayan perdido todo el aceite, ¡estarán listas para comer tus croquetas de jamón y queso!

¿Te ha gustado esta receta?