Receta de calabacines al horno gratinados

Receta de calabacines al horno gratinados

¿Tienes calabacines en casas y quieres prepararlos de forma sabrosa y original? En ese caso, en Unareceta.com te proponemos una excelente receta para preparar unos calabacines al horno gratinados, que seguro harás más de una vez. Y no solo porque los calabacines al horno siempre quedan jugosos, sino porque le vamos a dar un toque de queso y especias que te encantará.

Estos calabacines al horno gratinados se pueden combinar con cualquier otro tipo de plato pues combinan muy bien tanto con carne como con pescado. ¿Qué tal si los acompañamos de unos exquisitos calamares en salsa picante? ¿Y qué te parece servirlos junto a un pollo frito crujiente? La verdad es que este plato de verdura se prepara muy fácil y te sacará de más de un apuro.

Así que no te lo pienses más, ¿listo para empezar?

Ingredientes

  • 1 kg. de calabacines
  • 200 grs. de queso rallado
  • 2 dientes de ajo
  • 1 chorro de aceite de oliva
  • Sal al gusto
  • Pimienta negra molida al gusto

Preparación de los calabacines al horno gratinados

  1. Preparar estos calabacines al horno gratinados es muy fácil y además muy rápido. Así que lo primero que haremos será poner a precalentar el horno a 200ºC.
  2. Lavamos los calabacines y les cortamos los extremos (los desechamos). A continuación cortamos los calabacines por la mitad en vertical. Reservamos.
  3. Pelamos los ajos y los picamos lo más pequeñitos que podamos. Los colocamos en un bol y añadimos un poco de pimienta negra molida y un chorrito de aceite. Removemos hasta que quede todo muy bien mezclado.
  4. Con ayuda de un pincel, pintamos los calabacines en su superficie con la salsa que hemos preparado. También se puede hacer con cuchara, pero es un poco más complicado. Se trata de que toda la superficie de cada calabacín quede bien cubierta con esta mezcla.
  5. Forramos una bandeja de horno con papel de aluminio, y colocamos sobre ella los calabacines. La introducimos al horno cuando y los dejamos durante unos 10 minutos o algo menos, el tiempo justo para que se ablanden.
  6. Pasado este tiempo, retiramos la bandeja del horno y salamos al gusto los calabacines. Añadimos el queso rallado por encima y volvemos a introducir en el horno durante 10 o 12 minutos a 180ºC y con calor arriba.
  7. Pasado ese tiempo, el queso debe estar fundido, así que apagamos el horno, retiramos la bandeja, y ya podemos degustar estos sabrosos calabacines al horno gratinados.
  8. Te recomendamos que los tomes muy calentitos, porque es como más jugosos te van a saber. Así que ya sabes, ¡a disfrutar! Estamos convencidos de que este plato realmente te va a encantar. ¡Que lo aproveches!

¿Te ha gustado esta receta?