Receta de pestiños de jerez

Receta de pestiños de jerez

Los pestiños de Jerez, al igual que las torrijas, son una receta típica de la navidad andaluza y la Semana Santa. Pero si te apasiona esta delicia, probablemente te apetezca tomarlos en cualquier momento del año.

Los pestiños se pueden tomar a cualquier hora del día, para picar o después de las comidas principales. A mucha gente le encanta acompañarlos con una copita de vino dulce.

En Unareceta.com te enseñamos cuál es la mejor forma prepararlos. No pierdas detalle, porque en Jerez se preparan los pestiños de un modo un tanto diferente, pero delicioso. ¿Empezamos?

Ingredientes

  • 1 kg. de harina
  • 1 vaso de vino tinto
  • 2 vasos de aceite de oliva, virgen extra
  • 150 gramos de sésamo
  • 150 gramos de anís estrellado
  • naranja
  • 1 cucharada pequeña de sal
  • Jugo de medio limón
  • Bolitas de colores (opcional)

Preparación de los pestiños de Jerez

  1. En primer lugar, quitamos a la naranja la cáscara. Ponemos en una sartén a calentar el aceite a fuego medio. Cuando ya está caliente, añadimos la cáscara y la freímos. Tenemos que ir observando que tome un tono doradito sin quemarse. Si es necesario, bajamos el fuego.
  2. Cuando comience a dorarse, agregamos el sésamo y el anís a la sartén. En el momento que veamos que la cáscara ya se va a dorar demasiado, la retiramos. Tomamos el resto del contenido de la sartén y lo ponemos en un vaso de batidora para que se enfríe.
  3. A continuación, extraemos a la naranja el jugo y lo añadimos al vaso. Batimos todo el contenido junto. Ponemos a enfriar la mezcla y mientras pondremos la harina y la sal en un recipiente.
  4. Tiene que ser un recipiente más bien hondo ya que durante aproximadamente una hora trabajaremos esta masa. Antes de comenzar a trabajarla, le añadimos la mezcla anterior y el vaso de vino.
  5. Trabajamos la masa con las manos y después la dejamos reposar un cuarto de hora tapada. Una vez que ha reposado, vamos estirando porciones con un rodillo y cortando en pequeños trozos cuadrados. Tienen que ser muy finos porque la masa engorda enseguida. Vamos friendo en aceite de oliva muy caliente.
  6. Finalmente hervimos la miel junto con un vaso y medio de agua y un chorrito de limón durante dos minutos aproximadamente. Cuando se enfríe el almíbar, bañamos los pestiños uno a uno. Basta con meterlos un momento para que se empapen bien, y los sacamos. Dejamos enfriar.
  7. ¡Ya están listos nuestros deliciosos pestiños de Jerez! Una costumbre muy típica es adornarlos con bolitas de colores, lo cual les da un mejor aspecto y sabor. ¡Y listos para comer!

¿Te ha gustado esta receta?